Competencia

Reino Unido decide esta semana si acaba con el monopolio de BAA en sus aeropuertos

La Comisión de Competencia de Reino Unido anunciará esta semana si acaba con el actual monopolio del gestor aeroportuario BAA (Ferrovial) en los aeródromos británicos, cuando revele las conclusiones de su investigación sobre la compañía.

A pesar de que el órgano de la competencia no señala como una opción preferente romper la situación de monopolio de BAA, en los últimos días va subiendo puestos la posibilidad de ¢una solución radical¢ después de las críticas que recibe el gestor aeroportuario desde la política y las compañías aéreas sobre sus operaciones en las terminales de los aeropuertos londinenses.

El presidente de British Airways, Willie Walsh, consideró los estándares en el aeropuerto londinense de Heathrow como ¢no aceptables¢ y exigió más inversión tanto en personal como en las instalaciones. La aerolínea británica, junto con Virgin Atlantic y American Airlines han exigido a la Comisión de Competencia que BAA deje de ser un monopolio, al considerar que esta situación es la culpable de la baja calidad del servicio. Además, American Airlines culpa de la pérdida de millones de dólares a la mala gestión de BA en los aeropuertos londinenses.

Sin embargo, BAA responde a todas estas críticas con las inversiones extras que ha realizado en materia de seguridad en los aeropuertos y argumenta que las críticas de las aerolíneas ¢se realizan en un balance de su actividad a corto plazo¢.

FERROVIAL 20,17 -0,05%

Análisis de la Oficina del Consumidor

El anuncio de la Comisión de Competencia de esta semana llega después de que la oficina británica del consumidor (OFT, Office of Fair Trade) remitiese en marzo un expendiente preliminar acerca de la gestión de BAA en los aeropuertos británicos, en el que se recomendaba entre otras cosas que el operador controlado por Ferrovial abra a la competencia los aeropuertos del Sureste de Inglaterra.

La OFT explicaba que en el Sureste de Reino Unido BAA controla el 90% del tráfico aéreo, aunque ¢estos aeródromos podrían competir para atraer pasajeros bajo propiedades diferentes¢. BAA controla en el Sureste los aeropuertos de Heathrow, Gatwick, Stansted y Southampton, así como los de Edimburgo, Glasgow y Aberdeen en Escocia. Estas infraestructuras le procuran unos ingresos anuales de 2.000 millone de libras (2.900 millones de euros) y concentran el 60% de todo el tráfico aéreo de pasajeros en Reino Unido.

Por su parte, el operador aeroportuario británico BAA (Ferrovial) achaca la experiencia ¢insatisfactoria¢ que puedan tener los pasajeros en los aeropuertos británicos ¢a la falta de capacidad¢ d los mismos y no a la estructura de BAA, que respondía así a las propuestas enviadas por parte de la OFT (Office Fair Trading) a la Comisión de Competencia por el expediente sobre el suministro de servicios aeroportuarios del gestor.