Cierre de mercados

El Ibex cierra una semana llena de altibajos con descensos del 0,36%

La apatía y volatilidad característicos de estos días de verano junto con el pesimismo que asola a Wall Street tras los datos de desempleo que han sido peores de lo esperado, alejan al Ibex de los 14.600 puntos. A pesar de estos altibajos, el balance de estos cinco días no es tan negativo: pierde en la semana un 0,36%.

La desconfianza sigue aprentando las tuercas de los inversores, con el susto en el cuerpo por la quiebra de American Home, otra víctima de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. Una nueva jornada de ventas en la Bolsa de Nueva York no ha hecho más que agravar los descensos que durante todo el día han mantenido los mercados europeos.

En Madrid, el Ibex se deja un 0,98% para cotizar a partir del lunes en 14.534,30 puntos. Mientras, el CAC parisino perdía el 1,46%, por delante del DAX alemán, que retrocedía el 1,3%, mientras el Footsie de Londres se dejaba un 1,21%.

La gran protagonista de hoy en la Bolsa española ha sido la aerolínea Vueling que, tras publicar unos decepcionantes resultados semestrales y peores previsiones de fin de año, se hundía con descensos que han llegado a ser del 30,37% al cierre de la sesión. Su caída ha arrastrado a otra aerolínea, Iberia, cuyos títulos se dejaron un 5,48% encabezando los descensos en el Ibex.

En cuanto a los principales valores de la bolsa española, la mayoría registran pérdidas. BBVA pierde un 1,23%, Repsol un 1,85%, Iberdrola un 1,23% y Santander un 1,17%. Telefónica, que se daba la vuelta a terreno negativo en los últimos compases de la jornada, cedió finalmente un 0,46% tras anunciar la compra de dos operadoreas en el mercado brasileño a través de Vivo. Se salvó de los números rojos por los pelos Endesa, con un avance del 0,08%.

Enagás encabezó las ganancias en el selectivo español al cierre de la sesión. En concreto, las acciones de la gasista subieron un 1% hasta un precio de 17,20 euros. Enagás ya ha obtenido la autorización administrativa para construir el gasoducto que unirá las Baleares con la Península, según una resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas, publicada hoy en el BOE.