Profit warning

Vueling se estrella en Bolsa

Vueling se desplomó hoy en Bolsa al cerrar con una caída del 30,37% y situar el valor en el precio más bajo de los ocho meses de cotización, 15,8 euros, tras la presentación de sus "decepcionantes" resultados semestrales, en palabras de su consejero delegado, Carlos Muñoz. En este periodo, la aerolína registró unas pérdidas de 33,72 millones de euros, lo que supone multiplicar por cinco su caída, frente a los 6,52 millones registrados en el primer semestre de 2006.

Hasta el momento, se trata del peor momento en la historia de la aerolínea en Bolsa, ya que sus títulos nunca habían cotizado por debajo de los 20 euros desde que salió al parqué el pasado día 1 de diciembre. La opv de Vueling estuvo marcada por el optimismo. Dos meses después del estreno, los títulos se cotizaban por más de 40 euros hasta alcanzar su precio más alto a finales de febrero, con 46,7 euros la acción. En los meses de marzo y abril los títulos de la aerolínea oscilaron entre los 38 y los 44 euros.

Sin embargo, a partir de mediados del mes de junio, su cotización ha ido retrocediendo de forma gradual, intercambiándose por un valor no superior a los 30 euros. Ya en julio, a partir del día 10, el valor ha descendido por debajo de los 25 euros, lo que supone una caída de más del 50% con respecto a los 44 euros que llegó a alcanzar.

En la sesión de hoy, tras perder un 30,27%, el precio de cada acción ha caído hasta los 15,80 euros.

Pérdidas millonarias

En el primer semestre, la aerolínea registró un Ebitdar -resultado de explotación antes de amortizaciones y alquiler de flota- negativo de 7,76 millones de euros, un 5,14% más respecto a los 7,38 millones de euros negativos registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior. La compañía aérea consideró que la presión competitiva en tarifas en el segundo trimestre del año tuvo un impacto "mayor de lo esperado", con un descenso del 23,4% en la tarifa media por billete, y recordó el incremento del precio del petróleo.

No obstante, Vueling mantuvo un fuerte crecimiento de las ventas en los seis primeros meses de 2007, hasta alcanzar unos ingresos totales de 149,69 millones de euros, lo que supone un incremento de 57,3% con respecto al primer semestre de 2006.

Por otro lado, la aerolínea destacó que las iniciativas en materia de ingresos complementarios lanzadas para contrarrestar el descenso de las tarifas tuvieron resultados "positivos", con ingresos complementarios en niveles superiores a los 23 euros por pasajero, un 15% más con respecto a los 20 euros por viajero registrados en el ejercicio anterior. En este sentido, Vueling apuntó el "buen comportamiento" de las líneas de coste de handling -después de que pusiera en marcha las actividades de 'autohandling' en el aeropuerto de Barcelona-El Prat el pasado mes de mayo- y de seguros de flota, tras la negociación de un nuevo contrato anual de seguro. Asimismo, señaló la mejora de 0,06 céntimos de euro por AKO -asientos por kilómetro ofertado- en la gestión de otros gastos de estructura.

Se aleja de los objetivos

Ante estos resultados, la compañía aérea apuntó que no prevé alcanzar los objetivos marcados en 2006 para el presente ejercicio, esperando un nivel de ventas que se sitúe entre 370 millones de euros y 387 millones de euros -un 57% y un 64% más- con un Ebitda entre 23 millones de euros y 42 millones de euros.

Pese a todo y aunque en el corto plazo la aerolínea no prevé compensar el impacto negativo derivado del descenso de las tarifas y el incremento del precio del petróleo, Vueling consideró que las "magnitudes fundamentales que aseguran el éxito a largo plazo siguen evolucionando positivamente". "Los planes a largo plazo pertenecen inalterados", recalcó la compañía.

A este respecto, Vueling destacó que tiene previsto un crecimiento de la tasa de ocupación en el conjunto del año, cumpliendo o superando en cinco puntos "o más" la tasa registrada en 2006; una posición "competitiva" en costes; el desarrollo de ingresos complementarios; la apertura de rutas y bases -la base de Sevilla, cuarta de la aerolínea, se inaugurará el próximo mes de noviembre-; y el "fortalecimiento" del conocimiento de marca, con niveles de notoriedad del 80% en Barcelona y Madrid y niveles de recomendación superiores al 95%.

Asimismo, la aerolínea, que seguirá centrándose en atraer a pasajeros de negocios, ha revisado el nivel "óptimo" de incorporación de aviones para los próximos 18 meses, con 24 aviones a finales de este año -frente a los 25 previstos- y entre 27 y 31 para 2008, -frente a los 37 previstos-. Esto tiene como objetivo "mejorar" la rentabilidad de las rutas y seguir con la reducción de costes.