Estados Unidos

La volatilidad en Wall Street, en el nivel más alto desde 2003

La volatilidad -que está en su nivel más alto desde 2003- se ha apoderado de los mercados estadounidenses y la incertidumbre predomina. Tras una semana en la que Standard & Poor's sufrió su mayor caída desde septiembre de 2002, el mercado parece que se ha estabilizado. Ayer, el S&P 500 subió un 1,03% y cerró en 1.473,91 puntos.

La duda es saber si estamos ante la tradicional y pasajera tormenta de verano o la crisis del mercado crediticio se traducirá en el inicio de un ciclo bajista en los mercados bursátiles. Por el momento, los analistas optan por un optimismo moderado y opinan que los fundamentales estadounidenses son positivos.

A pesar de que desde las entidades financieras apelan a la tranquilidad, es complicado serenar a los inversores que han visto como en un semana, el Standard & Poor's perdía un 4,9%, su mayor descenso en cinco años. El Dow Jones, cayó un 4,23% y el Nasdaq se dejó en el mercado, un 4,66%. La marcha errática de la Bolsa se ilustra en el índice de volatilidad (VIX) del Standard & Poor's, que el viernes pasado alcanzó su nivel más alto desde el 2003, año de la Guerra de Irak.

Con todo, los mercados estadounidenses cerraron ayer en positivo. El Dow sumó un 0,7% y el Nasdaq, un 0,82%. Los analistas coinciden en que la caída de la semana anterior puede haber animado a los inversores. De hecho, la mayoría de las grandes compañías han presentado unos resultados en el segundo trimestre mejor de lo esperado. 'La ventana para comprar está empezando a abrirse, dijo el estratega de D.A Davidson, Frederic Dickson. Desde LPL Financial, Lincloln Anderson sostiene que ve este periodo 'como una oportunidad de compra', según declaraciones recogidas por Bloomberg.

Sin embargo, hay datos preocupantes como la dificultad cada vez mayor de las firmas de capital riesgo para financiar y acometer su compras. Ello puede ser preocupante para el mercado bursátil pues los movimientos corporativos han sido un de los motores que explican el crecimiento continuado de los últimos años.

La opinión de los analistas

Sara Pérez. Eaton Vance . 'El miedo es soberano' dice Sara Pérez, responsable en España de Eaton Vance, aunque no comparte el temor generalizado de los inversores. 'Los datos macroeconómicos, como el crecimiento y la probable bajada de tipos de interés, deberían animar al mercado'. Tras la caída, opina que la 'inversión en EE UU ha ganado atractivo'

David Burns. Schroders. El director general de Schroders no le extrañó demasiado el derrumbe en los mercado de EE UU. 'Es una corrección por los temores del subprime y por la dificultad de financiación de los movimientos corporativos', argumenta. Además, recuerda que en verano hay menos volumen y, por lo tanto, aumenta la volatilidad.

María Folqué. Tressis. 'Nos tenemos que acostumbrar a que el mercado sea más volátil', opina María Folqué, directora de asesoramiento y fondos de inversión de Tressis. Aun así, considera que el subprime será un quebradero de cabeza para el sector financiero pero que los otros sectores no se verán excesivamente afectados.