Bolsa

La debilidad de los bancos sitúa al Ibex en los 14.500

Otra caída más. En un jornada de más a menos en la que llegó a tocar los 14.648,3 puntos en el mejor momento del día, las órdenes de venta volvieron a ganar ayer la batalla al cierre y el Ibex 35 retrocedió un 0,55%, hasta los 14.507,9 puntos. El volumen negociado ascendió a 4.139,3 millones de euros frente a los 6.826 millones que mueve diariamente de media en el mes.

Los dos grandes bancos, Santander (-1,09%) y BBVA (-1,01%), fueron los principales responsables de la caída del selectivo: contribuyeron al descenso con 26,1 y 17,8 puntos respectivamente. Incluso Telefónica, que batió sobradamente las previsiones de resultados en el primer semestre del año, cedió un 0,47%. Tampoco fueron bien recibidas las cuentas de Ferrovial, que perdió un 1,08%, mientras que FCC se apuntó un 0,31% tras elevar su beneficio un 90,2%.

Inditex (1,34%) y Repsol (1,3%) lideraron las subidas del Ibex mientras que Sacyr Vallehermoso se llevó la peor parte con una brusca caída del 5,91%. Entre los pequeños valores, Solaria continuó con su rally y se anotó un 9,25%, lo que la sitúa ya un 58% por encima del precio de la OPS. Astroc se disparó un 8,31% y acumula un alza del 41,8% desde que Enrique Bañuelos anunció su dimisión.

El mercado afronta hoy su última sesión de julio y, a menos que experimente una prodigiosa recuperación durante la jornada, el Ibex 35, concluirá su peor mes de julio desde 2002. En esa fecha, se derrumbó nada menos que un 9,6%.

Citas en EE UU

Una agenda apretada les espera a los inversores durante la jornada de hoy. En Estados Unidos se publicará una batería de cifras que incluyen los datos de ingresos personales, costes laborales, la confianza del consumidor y el gasto en construcción.