Mercados

Las familias aumentan su apuesta por la Bolsa

Los inversores siguen apostando por la Bolsa. Un estudio de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco) desvela que las familias españolas tenía ahorrados en distintos activos financieros 1,81 billones hasta marzo. Los depósitos siguen siendo los preferidos, pero el interés por la renta variable aumenta.

El inversor particular sigue arriesgando. Así se constata en el último estudio que la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco) ha realizado sobre el ahorro financiero de las familias españolas. Según la estadística, elaborada a partir de datos del Banco de España, la inversión directa, aquella que comprende la renta variable y fija, suponía un 32,9% del total en el primer trimestre del año. Al cierre de 2006 este porcentaje llegó al 32%. Dentro de este grupo, la apuesta en Bolsa es la que refleja mayor crecimiento. Las aportaciones netas hasta marzo fueron de 3.597 millones cifra que incrementó el ahorro acumulado a 484.408 millones, el 26,8% de un total de 1,81 billones. Al cierre del ejercicio pasado, el dinero que tenía los inversores en Bolsa llegaba a 456.736 millones, un 25,9% sobre el total. En cambio, la renta fija, tanto a largo como a corto plazo permanece en el 0,2% y 2,1%, a pesar que el Banco Central Europeo ha subido los tipos de interés este año en dos ocasiones y que las perspectivas siguen apuntando a nuevos incrementos.

'El interés del inversor particular por la renta variable se mantiene alto. Son personas que quieren conseguir rentabilidades en el corto plazo, porque a más tiempo ya no les interesa. Clientes de este tipo sólo representan entre el 4% y 5% de los que yo tengo', comenta Luis Benguerel, de Interbrokers.

El primer trimestre de 2007 fue positivo para la Bolsa española, que consiguió una subida del 3,50%, con un negocio de 417.845 millones de euros, un 54% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Los estrenos bursátiles han ayudado incluso a incrementar el volumen después. 'Las OPV fomentan el atractivo de la Bolsa para los particulares', apunta Benguerel.

El resto del las partidas del ahorro de las familias ha sufrido pocos cambios. En el caso de los depósitos y en las instituciones de inversión colectiva (fondos y sociedades de inversión) el saldo acumulado ha pasado de 672.919 (38,2% sobre el total) y 214.117 millones (12,1%) en 2006, a 684.577 (37,9%) y 215.101 millones (11,9%), respectivamente, en el primer trimestre. El resultado contrasta con las previsiones iniciales de año, ya que la subida de tipos y las proyecciones de nuevos incrementos desató una campaña agresiva de las entidades financieras que hacían presagiar una importante captación de clientes en depósitos.

En cuanto los fondos de inversión, destacar que el peso actual (11,4%) es el más bajo desde el cierre de 1995. Esto no resta, sin embargo, fortaleza al sector. A finales de junio, Pedro Solbes, vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, desveló que el patrimonio se ha multiplicado por 36 desde 1997, convirtiendo así a España en la sexta industria de fondos de Europa.

A modo global, Inverco señala que el activo financiero neto de las familias hasta marzo (restando la deuda, que ascendía a 860.000 millones, el 86% del PIB,) se elevó a 0,95 billones. La entidad subrayó que 'una parte importante del pasivo financiero está financiando activos inmobiliarios'.

Cada vez menos peso en el PIB

Las familias españolas atesoran cada vez menos. Según muestra Inverco en el estudio, el ahorro neto de las familias españolas supone el 1,9% del producto interior bruto (PIB) del país. Este porcentaje confirma la tendencia a la baja que se mantiene desde el año 2000, curiosamente un ejercicio en el que se produjo el estallido de la burbuja tecnológica a nivel mundial y que provocó la huida masiva de los inversores en renta variable. Al cierre de 2006, el ahorro de las familias suponía igual, el 1,9% del PIB, pero en 1995 llegó a ser del 6,1%.

En cuanto a los flujos de ahorro (entradas y salidas de dinero) que hubo en el periodo, Inverco señala que el 70% correspondió a los depósitos bancarios, mientras que las aportaciones a seguros y fondos de pensiones supusieron el 13% y 4%.

Los depósitos siguen, con diferencia, siendo el activo preferido por los inversores. Tienen depositados 684.577 millones.