Mercados

La fortaleza del yen hace caer las bolsas asiáticas

Las bolsas asiáticas han cerrado con descensos una jornada en la que la apreciación del yen ha golpeado las acciones de los exportadores y en un contexto de incertidumbre acerca de la buena marcha de la economía estadounidense.

El yen logró tocar un máximo de 2 meses y medio frente al dólar, lo que ha hecho abandonar a los inversores el mercado de acciones y de operaciones de riesgo financiadas con créditos en moneda japonesa.

El índice Nikkei ha caído un 0,8%, su peor nivel en un mes, siguiendo las fuertes pérdidas del martes en Wall Street, donde los pobres resultados de DuPont Co. y de uno de los principales prestamistas hipotecarios volvieron a encender temores.

¢La palabra es 'caída' pues dos factores, un alza en las acciones en Estados Unidos y un yen más débil que ayudó a la recuperación del mercado, se han revertido¢, ha declarado Yutaka Miura, vicegerente de Shinko Securities.

Las acciones de Canon cayeron un 2% y las de Toyota un 1,3. El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía un 0,17% tras tres sesiones consecutivas en las que alcanzó niveles récord.

El índice Hang Seng de Hong Kong cayó un 0,23%, el referencial australiano perdió un 1,2, y el índice Straits Times de Singapur caía un 0,6%, mientras que las acciones en Taiwán terminaron casi planas.

Corea del Sur fue el único mercado que terminó en terreno positivo. El referencial de Seúl subió un 0,6% y cerró en récord, después de que el servicio para inversores de Moody's elevara la calificación del país.

El crudo estadounidense ha perdido 36 centavos, a 73,20 dólares por barril, luego de haber retrocedido el martes anticipándose a un alza en el nivel de los inventarios en Estados Unidos. El crudo Brent cayó 46 centavos, a 74,62 dólares por barril.

El dólar ganó algo de terreno frente al euro, que se negociaba a 1,3790 dólares, tras haber tocado un mínimo histórico a 1,3853 dólares el martes. Pero la divisa estadounidense, golpeada por los persistentes temores generados en el mercado hipotecario de riesgo, cayó hasta un mínimo de 119,80 yenes, su peor nivel desde mediados de mayo, antes de repuntar ligeramente a 120,10 yenes.