Mercados

Los expertos prevén que el beneficio de las empresas del Ibex se modere y suba el 15%

En plena temporada de presentación de resultados, el consenso de mercado augura que el beneficio neto de las empresas del Ibex 35 crezca alrededor de un 15% en el primer semestre del año. Aunque es una cifra respetable, queda por debajo del trepidante ritmo de incremento de beneficios de etapas anteriores. El grueso de las cuentas del selectivo, que perdió ayer un brusco 0,95%, se conocerá durante esta semana y la próxima.

Las empresas, como todos los años, han de afrontar un importante quehacer con el mercado en pleno verano. Hasta ayer, sólo unas cuantas habían dado a conocer sus cuentas, pero hoy mismo se examinan auténticos blue chips, como Iberdrola, Endesa y BBVA, a los que seguirán en breve Banco Santander, Repsol o Telefónica.

Gas Natural, que publicó ayer sus cuentas, sufrió con intensidad las órdenes de venta y lideró con un 2,58% las pérdidas del Ibex 35. El selectivo cerró como el mejor de Europa pese a retroceder un 0,95%, hasta los 14.913,3 puntos, arrastrado por los renovados miedos a una crisis inmobiliaria en Estados Unidos.

Aunque tienen de plazo hasta el 3 de septiembre, las compañías prefieren irse de vacaciones con los deberes hechos, por lo que, en principio, el 2 de agosto estarán sobre el tapete todas las cuentas de las empresas del Ibex 35, salvo las de Sacyr Vallehermoso, Altadis e Inditex, que lleva un calendario distinto debido a que su ejercicio fiscal comienza en febrero.

El consenso del mercado estima en este momento que los beneficios entre enero y junio crecerán en torno a un 15%, lo que permitiría a las empresas del Ibex marcar su decimotercera alza trimestral consecutiva de beneficios. Con todo, este porcentaje sería el comienzo de una progresiva desaceleración respecto al sobresaliente ritmo que se ha mantenido en los últimos tiempos. En el primer trimestre del año, sin ir más lejos, el crecimiento alcanzó el 34,9%.

¢La comparación es cada vez más exigente, por lo que tenemos que ir olvidándonos del ritmo que se ha disfrutado en los más recientes trimestres¢, advierte David Navarro, gestor de Inversis.

De hecho, el consenso espera que el beneficio atribuible de las compañías del selectivo a finales del ejercicio se sitúe en 43.062millones de euros en términos agregados, lo que supondría un mínimo aumento del 3,5%.

Patricia García Sánchez Barreda, del departamento de análisis de Urquijo, también advierte que desaparecerá el fuerte crecimiento, aunque indica que ¢tratarán de no decepcionar al mercado, ya que las Bolsas están muy pendientes de recibir el apoyo de las cuentas de las compañías para remontar el camino de las compras con convicción¢.

Por su parte, Nicolás López, director de análisis deM&GValores, explica que ¢lo más importante respecto a los beneficios, antes que la magnitud del incremento, es si logran estar a la altura de las expectativas del mercado¢. ¢Hoy por hoy, pese a la amenaza que persiste en el sector inmobiliario, el PER del Ibex 35 se sitúa en unas 14 veces, un nivel muy razonable¢, añade.

Los resultados empresariales juegan en contra de Nueva York

Pendientes de las cuentas. Así es como están los inversores de todas las Bolsas del mundo, incluidos los estadounidenses. Los resultados publicados ayer en Estados Unidos, como los de DuPont y American Express, dejaron frustrados a una buena parte del mercado, y, por si fuera poco, Countrywide Financial, uno de las principales entidades del país en el negocio de hipotecas, reveló que su beneficio en el segundo trimestre retrocedió un 29,6% debido a problemas con la morosidad.

En medio de esta hostil coyuntura, las caídas se adueñaron de los índices de Wall Street, de tal forma que el Standard & Poor§s 500 se dejó un 1,98%; el Dow Jones, un 1,62%; y el Nasdaq, un 1,89%. Pese al mal día de ayer, el consenso de previsiones de resultados elaborado por Reuters indica que, en términos generales, los beneficios están situándose levemente por encima de lo esperado. De hecho, las estimaciones apuntan que los resultados del S&P 500 crecerán en el segundo trimestre un 6%, por encima del 5,7% estimado la semana pasada.