Telefonía

La Comisión Europea publicará un listado de las compañías que no respeten las tarifas de 'roaming'

Martin Selmayr, portavoz de Sociedad de la Información de la Comisión Europea, ha anunciado hoy que la Comisión publicará a principios de agosto una lista de las compañías que no respeten por entonces el nuevo reglamento de tarifas para las llamadas en itinerancia, roaming, de la Unión Europea (UE).

Según el reglamento, que reduce las tarifas para las llamadas a móvil entre países europeos hasta en un 70%, las operadoras de telefonía móvil tienen hasta finales de julio para ofrecer a sus clientes el salto a la nueva tarifa. Si el cliente acepta, la compañía dispone de un mes para aplicarle el reglamento. De cualquier modo, las tarifas tendrán que estar en vigor a partir de finales de septiembre.

"En Europa, en este momento, la mayoría de los operadores se ajustan ya no sólo a la letra sino al espíritu del reglamento", afirmó Seymer, aunque evitó citar casos concretos. De este modo, los clientes podrían haber comenzado a disfrutar de la tarifa antes de las vacaciones. El portavoz también avisó a los usuarios de que si sus compañías no les habían ofrecido la nueva eurotarifa o una inferior antes de fin de mes, estarían vulnerando el reglamento. En ese caso, no correspondería a Bruselas sancionar a la compañía, sino a los reguladores nacionales previa denuncia de un cliente.

Las nuevas tarifas en España

Las nuevas tarifas establecen 0,49 euros como tope para las llamadas a móviles a otros países de la UE, más otros 0,49 como coste de establecimiento de llamada. El coste de recibir las llamadas en el móvil queda reducido a 0,24 euros por establecimiento de llamada, más el primer minuto y, de ahí en adelante, otros 0,24 euros por minuto.

En España, Telefónica comenzará a aplicar las nuevas tarifas a partir del 29 de julio sólo a los clientes que lo soliciten. Vodafone hará lo mismo con sus clientes de contrato, mientras que se compromete a aplicársela a los de tarjeta prepago antes de un mes. Finalmente, Orange también está comunicando a sus clientes las nuevas posibilidades tarifarias para aplicarlas antes de un mes. Ninguna de las compañías españolas parece haber respetado el "espíritu" del reglamento al que hizo alusión Seymer, y sólo han comenzado a informar a sus usuarios a una semana de expirar el plazo dado por la Comisión.