Consumo

Cómo indemnizar con menos dinero a los afectados por el retraso de un vuelo

Algunas compañías aéreas utilizan la picaresca para reducir las indemnizaciones que deben abonar a los viajeros afectados por el retraso de su vuelo. Las indemnizaciones por vuelos cancelados son superiores a las que percibe el cliente cuando el avión no cumple su horario. Las aerolíneas intentan demostrar que un vuelo está retrasado en vez de cancelado, para así ahorrarse la diferencia. La Asociación General de Consumidores (Asgeco) ha analizado un reciente informe de la Comisión Europea sobre este tipo de fraudes.

El director del servicio jurídico de la entidad, Paco Ferrer, ha asegurado que las indemnizaciones por cancelación de vuelo, ''overbooking'' o los retrasos, son diferentes en cada caso. Lo importante es, para Ferrer, solicitar las compensaciones por estos problemas, "es básico que tramitemos una reclamación en el mostrador de la compañía aérea, y si no lo hay, a AENA".

Pero según Ferrer, "nuestros derechos siguen siendo aún bastante cortos, ya que para que nos devuelvan el importe del billete y un viaje de vuelta el retraso debe ser de más de cinco horas". Por un retraso inferior a este tiempo, el experto asegura que sólo se puede percibir "un refrigerio y efectuar dos llamadas telefónicas".

Por otro lado, Asgeco asegura que el retraso de algunos vuelos puede causarnos perjuicios del tipo personal o laboral, por ello, desde la entidad instan a reclamar ante la compañía aérea, cualquier daño o perjuicio, incluso moral, que se haya podido sufrir. "La empresa puede no responder por ello y la única forma de recibir indemnización será acudir a juicio, que merece la pena si los daños son importantes y los podemos acreditar", ha resaltado.

Un máximo de 1.400 euros por perder el equipaje

Otro de los problemas que sufren los pasajeros es la pérdida del equipaje o el mal estado en el que lo devuelven las compañías aéreas. En este caso, la indemnización se valora en función los derechos especiales de giro que fija el Fondo Monetario Internacional "que como máximo se puede reclamar 1.400 euros".

En este sentido, los usuarios disponen de siete días para reclamar por deterioro las maletas, una vez sean entregadas y de 21 días si éste no se ha entregado. En la reclamación se debe rellenar el Pacto de Irregularidad del Equipaje (PIR) "y manifestaremos todos los daños que ha sufrido el equipaje".

La Asociación de Consumidores ha señalado entre las recomendaciones más útiles para los usuarios del transporte aéreo, llevar la documentación en regla antes de dirigirse al aeropuerto, que se facture con suficiente antelación -en vuelos nacionales está permitido hasta 30 minutos antes del vuelo y en internacionales 90- y que se compruebe que los datos del billete, físico o electrónico, corresponden con los del vuelo, horario, y pasajeros.