Empresarios

Confebask reconoce que hay más cartas de extorsión de ETA

La patronal vasca Confebask reconoció ayer que no hay 'una avalancha' pero sí 'una sucesión continua' de cartas de extorsión a empresarios por parte de ETA. Su presidente Miguel Lazpiur indicó que esta práctica 'mafiosa' se viene produciendo desde la ruptura de la 'otra tregua', la que se produjo en 1999 cuando todavía gobernaba el PP. Lazpiur se solidarizó con los receptores de estas cartas y señaló que los empresarios vascos van a seguir trabajando en favor del bienestar y el desarrollo. A la vez, expresó su colaboración con los que tienen la responsabilidad de acabar con la violencia y lograr que el País Vasco 'sea una comunidad en paz'. Por otra parte, Lazpiur dijo que la celebración de una consulta sobre el futuro de Euskadi, como pretende el lendakari Ibarretxe 'forma parte del debate político' pero no debería repercutir en la economía vasca. Por otro lado, pidió a las autoridades forales que se pongan de acuerdo en la armonización del tipo de gravamen en el impuesto de sociedades vasco.