Competencias

La CMT pide al Gobierno que recurra la multa a Telefónica

La CMT cree que Bruselas ha 'vulnerado sus competencias' y se ha saltado varios artículos de la norma comunitaria en su multa a Telefónica. Por ello, exige al Gobierno que recurra y pida la anulación en el Tribunal de Luxemburgo.

La Comisión Europea impuso el miércoles de la semana pasada una multa a Telefónica de 152 millones por abuso de posición de dominio en banda ancha. La operadora recibió el lunes la decisión motivada en la que se argumenta la sanción, pero señaló que se tomaría su tiempo -dispone de dos meses y diez días- para analizar el documento y plantear su recurso ante el Tribunal de Luxemburgo lo más fundamentado posible. También el Gobierno se ha decantado por el estudio sosegado de una resolución que todavía no es pública más allá de la cuantía de la multa, antes de valorar si debe pelear contra Bruselas.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), sin embargo, ha decidido no esperar más. En una resolución adoptada ayer, el consejo del organismo regulador ha exigido al Ejecutivo que pida en Luxemburgo la anulación de la multa a Telefónica. Lo hace así porque la CMT no tiene capacidad para recurrir una decisión más allá de los tribunales nacionales, así que para ir a la Corte de Justicia Europea debe hacerlo a través del Ejecutivo.

La CMT deja claro en su resolución que no se trata de un apoyo a las tesis de la operadora española. Para reafirmarlo, el presidente, Reinaldo Rodríguez, aseguró ayer a Efe que la decisión no pretende defender a Telefónica sino 'la capacidad del regulador español y de los europeos para hacer su trabajo'.

TELEFÓNICA 3,38 0,93%

Los fundamentos del recurso, insiste el regulador, son otros. Dos, en concreto: 'el procedimiento empleado por la Comisión Europea vulnera el principio de cooperación leal con las administraciones nacionales', a la vez que 'afecta seria y profundamente a las funciones de regulación', explica el organismo español en un comunicado.

La CMT considera que Bruselas ha vulnerado sus competencias, con una decisión que presenta 'irregularidades' que 'afectan gravemente a la coherencia que debe presidir las actuaciones sobre los mercados de comunicaciones electrónicas'. En primer lugar, el regulador español asegura que la CE debería haberle permitido cooperar en el procedimiento, como determina la Directiva Marco. Su intervención en las normas de regulación sectorial con una metodología de competencia produce una 'colisión' que sólo puede 'resolverse' mediante la cooperación entre instituciones o 'por la decisión del Tribunal' de Luxemburgo. Por último, la CMT cuestiona que la multa se haya producido por la actuación de Telefónica en el acceso indirecto mayorista de ADSL, un servicio que ni siquiera está regulado en algunos países de Europa. Eso sí, la CMT reconoce que son correctos los datos de la CE que dicen que sólo el 30% de ese acceso mayorista estaba regulado y en el 70% restante Telefónica era libre para imponer sus precios.

La CE prefirió no hacer comentarios ante la iniciativa de la CMT, pero fuentes cercanas a Bruselas aseguran que se ha recibido con 'disgusto'. Alguna de ellas considera 'irónico' que ésa sea la respuesta 'a los elogios que la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, dedicó a la labor de la CMT durante la rueda de prensa en que anunció la sanción a Telefónica'.

Estas fuentes recuerdan a la CMT que la Directiva Marco a la que apela no es de aplicación en este caso, ya que rigen las normas de competencia y éstas no exigen la cooperación con las administraciones.

El organismo comunitario insiste en que los abogados de Telefónica debían haber sabido, al menos desde 2003, que las normas de competencia eran de plena aplicación, porque en aquel año se multó a Deutsche Telekom por hacer estrechamiento de márgenes en un mercado regulado al 100%. Fuentes de Competencia aseguran, además, que 'están convencidos de que el caso contra Telefónica está muy bien fundado' y recuerdan que 'se ganó ante el Tribunal el caso contra Wanadoo'.

Un expediente archivado y una sanción anulada

La CMT asegura que su postura ante la multa no es una defensa de Telefónica, pero la iniciativa fortalece la posición de la operadora ante el Tribunal de Luxemburgo. Y no se trata del único respaldo regulatorio que recibió ayer el ex monopolio.

La CMT también hizo pública una resolución de su consejo en la que se acuerda archivar un expediente sancionador abierto hace un año contra ella por una denuncia de France Télécom. En la República Checa, mientras, un tribunal ha cancelado una multa impuesta a Cesky Telecom.