_
_
_
_
_
Economía

La vivienda supone el 50% de la riqueza acumulada de España

Uno de cada dos euros de la riqueza acumulada en España procede de la vivienda. El stock de capital neto ha alcanzado los 4,3 billones de euros en 2006, lo que representa el doble que en 1986, cuando España ingresó en la UE, y un 50% más que en 1996.

La vivienda se ha convertido en un dolor de cabeza para muchos españoles por el fuerte incremento del coste en los últimos diez años, donde los precios se han multiplicado por tres, pero también se ha convertido en el refugio para muchos inversores.

En 2006, el stock de capital neto, entendido como la riqueza generada por los activos en los que han invertido los españoles, alcanzó un nuevo máximo al llegar a los 4,3 billones de euros, lo que representa un crecimiento del 50% en los últimos diez años.

De esos 4,3 billones, la mitad procede de inversiones en vivienda, según las estimaciones ofrecidas ayer por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

Más información
COMPRE LA EDICIâN DE HOY EN PDF

El porcentaje supera el 89% si se suma el epígrafe referente a otras construcciones, en el que se incluyen infraestructuras viarias, hidráulicas, ferroviarias y portuarias.

Para la realización de este indicador, los autores han eguido las recomendaciones metodológicas de la OCDE, en las que se establece que el stock de capital es el valor del mercado de los activos bajo el supuesto de que es igual al valor de mercado descontado los ingresos que se espera que genere el activo.

El informe analiza la distribución territorial del stock de capital, que está muy concentrada en cuatro comunidades autónomas. Cataluña, Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana aglutinan el 60% de la riqueza generada en el periodo estudiado.

Francisco Pérez, director del IVIE, apuntó ayer que este proceso de concentración de la riqueza se ha producido con mayor intensidad en esas comunidades al ser zonas turísticas y al concentrar una gran cantidad de población. En el estudio también se apunta a un fuerte crecimiento de la inversión en los últimos diez años, en los que llegó a alcanzar el 30% del PIB en 2006 desde el 21% de 1995.

Este fuerte repunte de la inversión se ha producido, según Pérez, por el mayor peso de la vivienda en la misma, ya que representó el 31,6% del total de la inversión en los últimos diez años.

Proceso de convergencia Frente a la concentración de la inversión y del stock de capital en el periodo estudiado, el director del estudio destacó el fuerte proceso de convergencia en otras comunidades autónomas, propiciado en gran parte por las inversiones en infraestructuras de transporte, que han supuesto el 33,6% del total del capital procedente de las distintas administraciones públicas.

A su juicio, la apuesta por este tipo de obras, cuyo destino más usual ha sido mejorar las comunicaciones en comunidades autónomas extensas, con poca densidad de población y que sirven de paso entre otras más pobladas, es la que ha provocado que el stock de capital, en especial el residencial, haya crecido con más intensidad en Cantabria, La Rioja, Navarra o Castilla LaMancha. En esta última comunidad autónoma, el autor destacó el fuerte crecimiento del capital asociado a la creación de líneas ferroviarias de alta velocidad en provincias como Guadalajara y Toledo.

Este proceso inversor en infraestructuras se ha dejado sentir en provincias como Ávila, Segovia, Guadalajara, Segovia, Valladolid, Aragón y Lérida, en donde los AVE a Barcelona y Valladolid han aumentado las inversiones más de un 110% en los últimos diez años.

Por sectores, el crecimiento del stock de capital en la vivienda creció un 4% en los últimos diez años por debajo de la riqueza generada por las tecnologías de la información, que se incrementaron un 9% en el mismo periodo, o los equipos de transporte, con un alza del 6,5%.

La compraventa de casas cae el 11,4% hasta marzo

La progresiva subida de tipos de interés y de los precios de la vivienda están desincentivando la adquisición de viviendas en España. El mayor endeudamiento que tienen que afrontar los ciudadanos para adquirir una vivienda ha provocado que el proceso de decisión de compra o venta se alargue en el tiempo e incluso pueda llegar a aplazarse.En el primer trimestre de 2007, la compraventa de viviendas bajó un 11,4% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2006, según la estadística elaborada por el Colegio de Registradores de la Propiedad. Este descenso no fue igual en la vivienda usada y en la nueva, ya que si en la primera el número de transacciones bajó un 8%, el descenso en el caso de las nuevas rozó el 16%.A este descenso del primer trimestre de 2007 se le une el acumulado en 2006, donde las operaciones de compra y venta bajaron un 7,23% respecto a 2005, con un descenso del 10,1% en el caso de la vivienda usada y del 4,97% en la nueva.Estas bajadas habrían sido más acusadas si no hubiera sido por la fuerte irrupción de los inmigrantes en las operaciones de compraventa. De las 916.000 transacciones que se realizaron el año pasado, 81.524 (el 8,9% del total) fueron realizadas por ciudadanos extranjeros. En primer lugar figuran los británicos, que hicieron el 27,5% de las ventas, seguidos por los ecuatorianos (11,7%), marroquíes (7%), rumanos (5,9%), colombianos (4,8%) y alemanes (3,3%).Por tipo de vivienda, los británicos, irlandeses, holandeses y daneses se decantaron por la nueva, mientras que los pakistaníes, peruanos, marroquíes, ecuatorianos y rumanos prefirieron la usada.

Archivado En

_
_