CincoSentidos

Viajar en tren en compañía de los autores clásicos

Viajan sobre raíles, pero con las aventuras de Julio Verne a los pasajeros de Renfe les parecerá estar volando. El tren siempre ha sido un vehículo idóneo para disfrutar de un libro, por eso la empresa ferroviaria, vinculada desde hace años con el fomento de la lectura con miles de títulos repartidos, ha instalado unos puntos de intercambio gratuito de lectura en sus trenes de Media Distancia convencional, que ofrecen una selección de libros de narrativa y poesía.

De momento, estos espacios culturales que funcionan como un expositor se han instalado en todos los trenes Madrid-Ávila-Salamanca y Cádiz-Sevilla. Los libros han sido especialmente editados por Renfe. Destacan obras clásicas de la literatura universal, como Macbeth de William Shakespeare, Tres sombreros de copa de Miguel Mihura, Pepita Jiménez de Juan Valera o Viaje al centro de la tierra de Julio Verne. Se trata de obras amenas, que no requieren demasiado tiempo de lectura (entre 100 y 280 páginas).

Junto a estos clásicos, Renfe también repartirá ejemplares de la última edición de los Premios del Tren, con las obras ganadoras (Fernando León de Aranoa y Antonio Lucas) y los finalistas, tanto de narrativa como de poesía. En una primera fase, Renfe repartirá en las relaciones Madrid-Ávila-Salamanca y Sevilla-Cádiz más de 1.000 libros para garantizar la prueba piloto.

Los libros lucirán una pegatina identificativa y estarán a disposición de cualquier viajero que quiera disfrutar de su lectura, durante el viaje, o más allá del mismo. Los usuarios podrán retirarlos, llevarlos consigo y tenerlos el tiempo que sea necesario hasta concluir su lectura. El cliente podrá entonces volver a depositarlo en cualquier punto de intercambio gratuito de lectura de Renfe Media Distancia para retirar otro ejemplar y permitir que otros pasajeros disfruten del libro.

En función de la acogida de esta prueba piloto, Renfe podrá desplegar en más líneas por toda España estos puntos de intercambio de lectura, hasta incluso poder completar su instalación en toda la flota de Media Distancia convencional, como un elemento más de los servicios a bordo del tren.

El objetivo de Renfe es generar nuevos lectores mediante la política del intercambio gratuito. Una nueva iniciativa de apoyo a la cultura que se enmarca dentro de la estrategia de Responsabilidad Social Empresarial denominada Un tren de valores, que incluye iniciativas de apoyo a festivales de cine, teatro o música o el patrocinio de diferentes eventos culturales.