Lunes de los fondos

Invertir replicando índices

Más de 20 fondos en España son reflejo del Ibex 35, pero entre ellos hay diferencias.

El término anglosajón index trackers (fondos índice) denomina a aquellos fondos de inversión que buscan replicar un índice de referencia, una apuesta por la gestión pasiva que, en ningún momento, trata de batir al mercado que le sirve de espejo.

Sobre el papel no es una tarea demasiado complicada, ya que no es necesario poseer todos los valores pertenecientes a un índice en la misma proporción. Los futuros se han convertido en el instrumento barato y suficientemente flexible para conseguir ese objetivo.

Sin embargo, las diferencias son apreciables entre los diferentes fondos índice existentes en el mercado. Un rápido análisis técnico, que apunte a variables como la rentabilidad simple o más sofisticadas como el tracking error (error de seguimiento, en su terminología española), permite identificar significativas distancias entre unos y otros. Las razones son varias y van desde las comisiones y gastos totales que se cargan al fondo, hasta factores de gestión relacionados con las posiciones tomadas en futuros, acciones y liquidez.

Otro de los puntos clave, al tratar con este tipo de fondos, es la selección del índice concreto contra el que se realiza la medición. Por ejemplo, en el caso de los fondos índice sobre el selectivo español es habitual que se tome como referencia el Ibex 35 que se publica en todas partes y que se caracteriza por no incluir los dividendos que pagan las compañías pertenecientes al mismo. Sin embargo, existen versiones de los índices con reinversión de dividendos, lo que se denomina índices TR (total return) o Retorno Total. En justicia, se deben tomar los índices TR, ya que los fondos cobran los dividendos de las compañías pertenecientes a los mismos y los acumulan en el patrimonio del fondo o bien los distribuyen en forma de dividendos a sus partícipes.

Lo anteriormente señalado no es óbice para que sea obligatorio matizar que un inversor tendrá que bregar con diversos gastos y costes fiscales cuando se ponga a la tarea de gestionar una cartera amplia de valores y sus dividendos de manera individual. Estas cargas habituales reducen la rentabilidad final obtenida por el inversor, por lo que también es difícil obtener individualmente rentabilidades por encima de un índice TR.

En ocasiones anteriores hemos analizado brevemente los fondos índice sobre el Ibex 35, más de 20 en España, y hemos llegado a la conclusión lógica de que los fondos con comisiones de gestión más bajas, como el de Uno-e, ING, Bankinter, Serfiex u Openbank, son los que obtienen rendimientos más ajustados al índice, además de disfrutar de 'errores de seguimiento' más reducidos, normalmente por debajo de 1. Estos fondos también suelen superar la rentabilidad obtenida por el índice Ibex 35 CR (sin dividendos) ya que la elevada rentabilidad por dividendo viene superando en la actualidad a las comisiones y gastos de los fondos.

En esta ocasión habría que repasar las amplias posibilidades que el mercado español de fondos de inversión ofrece a los inversores que buscan replicar índices de Bolsas no españolas. Algo de gran actualidad en vista de que el parqué española parece dejar atrás su ciclo de mejor comportamiento, mientras otros índices bursátiles europeos y globales dan sensación de un mayor atractivo y recorrido.

Los índices de Bolsas europeas son el lugar, como cabe esperar, donde se concentra la oferta de fondos índice más amplia. Dominan los índices paneuropeos, con el de referencia de la zona euro, el Dow Jones Euro Stoxx 50, a la cabeza. 22 son los fondos que replican este índice y que Lipper contabiliza en su base de datos. Existen numerosos fondos de gestoras españolas, con algunos de ellos -como el BBVA Bolsa Índice Euro o el Morgan Stanley Euro Índice- entre los más rentables y con menor tracking error.

La oferta para replicar el S&P 500 también ronda la veintena de fondos. Pero los ratios de 'error de seguimiento' se elevan en este caso, en particular en aquellos fondos que cubren el riesgo de tipo de cambio. Precisamente, los fondos españoles de gestoras como Ahorro, BBVA o Bankinter dominan este nicho, formado por fondos índice de bolsa USA con el riesgo moneda cubierto.

La oferta de fondos índice no termina ahí y se dan productos que tratan de replicar índices bursátiles de Japón, Suiza, Reino Unido o Alemania. Incluso existe algún fondo que busca replicar índices de renta fija, como es el caso del Mellon Euro Government Tracker.

Aplicar el 'tracking error'

El ratio de tracking error o error de seguimiento es una medida ampliamente utilizada en la industria para analizar fondos en general y fondos índice y ETF en particular.

El estadístico es una medida de la volatilidad de las diferencias entre los retornos del fondo y del índice.

Cuanto menor sea su valor, más se parecerá el fondo al índice en sus características de rentabilidad y riesgo.

Eso es precisamente lo que buscaremos y pediremos de los fondos índice.