Tecnología

Más de medio millón de iPhone vendidos en dos días

El primer fin de semana tras el lanzamiento el pasado viernes del iPhone en Estados Unidos se cierra con un gran éxito de ventas que ha agotado prácticamente las existencias, lo que motivó algunos problemas técnicos en la activación del servicio por la sobrecarga de peticiones, según informa el diario 'Los Angeles Times'.

Las ventas del iPhone en las tiendas alcanzaron alrededor de las 525.000 unidades hasta el domingo, señala el diario estadounidense citando al analista Trip Chowdhry, de la firma Global Equities Research.

La mitad de las tiendas de Apple en la Costa Oeste agotaron las existencias del dispositivo en el primer día a la venta, estima Chowdhry.

Por su parte, AT&T ha declinado hacer comentarios sobre la disponibilidad del dispositivo, así como de las cifras de ventas, pero de acuerdo con diferentes informes, sus 1.800 establecimientos agotaron su 'stock' el sábado.

Retrasos en la activación

Un dos por ciento de los compradores de un iPhone han sufrido algún tipo de retrasos en la activación del teléfono a través de AT&T, operadora que tiene un acuerdo de distribución en exclusiva por dos años. Estos problemas han empañado para un pequeño grupo de fans lo que ha sido un lanzamiento en general satisfactorio para quienes esperaban con impaciencia -formando colas frente a las tiendas días antes de que saliera a la venta- el nuevo invento de la compañía de Steve Jobs.

Un portavoz de la compañía de telecomunicaciones, Mark Siegel, ha asegurado que cada vez son menos los propietarios de un iPhone que sufren algún tipo de retraso en la activación, problemas que achaca tanto a gestiones administrativas como de tecnología. "Estamos vigilándolo todo para lograr la activación de las cuentas de los clientes", afirma.

Los orgullosos dueños de un iPhone se mostraban el sábado fascinados en su primer día con el aparato. "Es increíble, es lo mejor que he visto en mi vida", dijo el detective privado de Nueva York Jerry Gregory. "Una vez que la gente vea este teléfono va a querer uno. A todos los que se lo muestro, quieren uno, incluso aquellos que son anti-iPhone", afirmó.

Brad Bargman, de Fort Lauderdarle en Florida, que esperó nueve horas el viernes para comprar su teléfono, dijo que el entusiasmo se tornó en desencanto cuando no pudo activar el aparato. "Ahora estoy un poco amargado", reconoció Bargman, cuyas numerosas llamadas a AT&T no lograron hacer que el aparato funcionase.

El iPhone, que cuesta entre 500 y 600 dólares (entre 370 y 443 euros) según el tamaño de la memoria, se activa mediante unas gestiones con el operador AT&T, que dispondrá en exclusiva del teléfono durante los próximos dos años.