_
_
_
_
_
Autopistas

Las concesionarias de las radiales pedirán a Fomento 500 millones

Las concesionarias de las autopistas radiales de Madrid prevén reclamar al Ministerio de Fomento compensaciones por el cobrecoste de las expropiaciones de suelo que están imponiendo los tribunales. El montante supera ya los 500 millones de euros.

Todas las grandes concesionarias, propiedad de las principales constructoras (ACS, Ferrovial, FCC, Acciona y Sacyr), además de Abertis (de ACS y La Caixa) están ya o van a verse perjudicadas por las sentencias que van desgranando los tribunales superiores de justicia provinciales para imponer mayores precios por el suelo expropiado en las autopistas radiales. Hasta ahora ha habido dos sentencias en Madrid y Castilla-La Mancha y la principal implicada es la Radial 3, que va paralela a la autovía A-3 Madrid-Valencia en su entrada a la capital.

Las resoluciones de los jueces imponen una indemnización por las expropiaciones 'entre 10 y 12 veces' mayor que el precio inicial, según fuentes de la concesionaria, Accesos de Madrid, que está controlada por Abertis, ACS, Sacyr y Global Vía (que comparten FCC y Caja Madrid).

Según las primeras estimaciones, esto obligaría a pagar unos 450 millones de euros. Las dueñas de la concesionaria piensan agotar la vía judicial y recurrir hasta la última instancia, el Tribunal Supremo, que es el que sentará jurisprudencia.

En paralelo, las empresas también se preparan para ejercer el derecho a pedir una compensación a Fomento ya que la carga perjudicará el equilibrio económico-financiero de las autopistas. Así lo han confirmado fuentes de varias concesionarias.

Más sentencias

La cascada de expedientes que se acumula sobre el resto de radiales ha hecho que algunas, como Cintra, reconozcan desde el año pasado una pérdida del valor en libros de la R-4 (paralela a la A-4 Madrid-Sevilla) en la que es principal accionista (ver gráfico). Hace unos días, el consejero delegado, Enrique Díaz-Rato, reconoció un efecto de 150 millones de euros. Dijo que 'habrá más sentencias' ya que sólo han empezado a salir las que afectan a la primera autopista radial que se puso en marcha. Y admitió que el sector está debatiendo esta cuestión a la espera de que se confirmen las sentencias.

La suma de la carga extra que tendrían que asumir las concesionarias, de momento, supera los 500 millones y aún está por ver el efecto en la Radial 2 y en la R-5. Lo que no se sabe aún es si las empresas pedirán una compensación por el total o por una parte. Lo habitual es que, en la negociación con el ministerio, las empresas logren el ajuste pedido con una subida de tarifas o bien con un alargamiento del plazo de concesión.

La razón que exponen los jueces para subir el precio de las expropiaciones es que el suelo debe valorarse en función de su clasificación que, en el caso del ocupado por las carreteras es no urbanizable, como explica Cintra. Al usar este baremo y no el del sistema general, el valor se dispara, entre otras cosas, porque introduce elementos como 'las expectativas y una indemnización por vía de hecho'.

Las constructoras ya han presionado para que la ley de contratos públicos incluya el derecho a reclamar la diferencia entre lo pagado y el coste final de la expropiación.

FCC y Abertis, posibles rivales por la M-45

La lacra que sufren las cuatro autopistas radiales de peaje en Madrid es que aún están en tráficos muy bajos y no cubren las expectativas de las empresas que las explotan. Así lo han reconocido en varias ocasiones directivos de estas concesionarias. Aunque, a renglón seguido, se muestran convencidos de que poco a poco los conductores optarán por pagar por la comodidad de salir o entrar más rápido (aunque en este último caso sólo hasta las circunvalaciones de Madrid).El ejemplo contrario está en la M-45, una de esas circunvalaciones, situada entre la M-30 y la M-50. La diferencia es que funciona con el llamado peaje en sombra, es decir, el usuario no paga una tarifa directamente sino a través de los impuestos, ya que la Administración paga un canon por tráfico a la concesionaria. Las empresas que la gestionan están encantadas porque sólo en los tres primeros años de funcionamiento han recuperado casi la mitad de la inversión. Aunque lo cierto es que ha tenido que ver la inexperiencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid cuando sacó a concurso esta autopista, algo que todos los gobiernos regionales han corregido después.Ahora, Cintra acaba de reconocer que se plantea vender, entre otros activos, su participación en uno de los tramos de esa circunvalación, ya que los ingresos futuros son muy rígidos. FCC, también presente en la M-45, ha mostrado su interés. Pero si la filial de Ferrovial desata la puja FCC tendrá que vérselas con Abertis, el socio de Cintra en esa concesión, porque tiene derecho de tanteo.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_