Directivos

Examen a Amancio Ortega

Empresarios y ejecutivos analizan el ideario del fundador de Zara, publicado esta semana en Cinco Días, del que destacan su sencillez y visión de negocio.

Ha hablado por primera vez. Ahora se sabe lo que piensa. A sus 71 años y con un éxito indiscutible a su espalda como es Inditex, que en 2006 consiguió una cifra de negocio de 8.196 millones de euros, Amancio Ortega, el octavo hombre más rico del mundo según la revista Forbes, ha desgranado una parte de su pensamiento empresarial. Y lo ha hecho ante los profesores de varias escuelas de negocios internacionales, entre ellas Esade, que ha extraído un ideario del empresario gallego, publicado el pasado martes en exclusiva por Cinco Días. Para Ortega, Inditex es 'la empresa más bonita del mundo', a la que 'es muy fácil dirigir'. También asegura que no le gustaba el modelo de empresario tradicional español y que decidió que con su ejemplo podría intentar cambiarlo. 'Lo mío es vocación empresarial, pero yo quería ser un empresario diferente'.

Comenzó por delegar aquellas tareas que no le gustaban, como la fiscalidad, las finanzas y los recursos humanos. 'Y me involucraba en lo que me gustaba, la distribución y el producto', reconoce Ortega, que asegura que su verdadera universidad ha sido su profesión, en la que comenzó como dependiente cuando tenía 13 años. Más tarde se hizo empresario, comenzó vendiendo batas de guata hasta crear lo que hoy es Inditex, una organización a la que dice poner diariamente 'boca abajo'. Porque si algo tiene claro es que, con 3.263 establecimientos, no se puede permitir fallar. 'Mi prioridad permanentemente era la compañía'. Cuando dice esto, Ortega habla en pasado, como si ahora se mantuviera alejado de la organización. Nada más lejos de la realidad. Asegura que todos los días acude a Arteixo (La Coruña), donde Inditex tiene instalado su cuartel general, sobre las 11 de la mañana y que ya nadie espera por él. También confiesa que es una persona ambiciosa, en cuanto a que le gusta crecer. 'En esta compañía nunca nos hemos confiado. El optimismo siempre es negativo', asegura.

Para Ortega, los resultados ahora mismo no son importantes, y asegura que no los mira. 'Si acaso, al cabo de tres o cuatro meses, Pablo Isla, el consejero delegado me los enseña. Lo que hacemos es innovar y no mirar los resultados', afirma. En lo que se vuelca es en los profesionales que trabajan en Inditex y destaca que es importante ofrecer autonomía y capacidad de decisión. Sólo es necesario 'un control anual y punto, es lo que me gustaría que me hicieran a mí'.

INDITEX 31,18 -1,80%

Varios empresarios y ejecutivos consultados por este periódico analizan las palabras de Amancio Ortega en este reportaje. Y todos coinciden en alabar su sencillez a la hora de gestionar un grupo como Inditex.

Ferrán Adriá - Cocinero. 'Ahora que le conozco un poco más, invertiría en Inditex'

El cocinero cree que Amancio Ortega ha roto esquemas. De su ideario destaca sobre todo su pragmatismo y su simplicidad, 'que refleja muy bien como es Zara'. En su opinión, el propio Ortega, con su aureola de misterio, ha colaborado a crear marketing, sobre todo con su negativa a aparecer en los medios de comunicación. '¿Por qué iba a tener que aparecer en público cuando la empresa era suya? Lo admiro por su imagen de seriedad porque no ha hecho de su éxito un show'. Ferran Adrià va un poco más allá en su análisis y asegura que 'ahora que le conozco un poco más, invertiría en su compañía'. Y añade: 'Le tengo envidia sana porque en el sector de la restauración no hay ninguna Zara, empresa de la que todo el mundo habla cuando viajo por el mundo'.

Isabel Aguilera - Directora General de Google. 'Su modelo es muy difícil de imitar, pero merece la pena aprender de él'

Admiración es lo que ha causado el ideario de Amancio Ortega en Isabel Aguilera. 'Tiene la credibilidad de quien lo ha vivido desde dentro y desde el principio, transmitiendo la premisa del éxito en nuestro tiempo, que es hacer de la complejidad la excelencia'. Agrega que el empresario ha conseguido 'lo más difícil dentro de una organización, que es añadir el valor de la simplicidad'. A pesar de que 'su modelo es muy difícil de imitar, merece la pena tomar nota y aprender del ejemplo, e intentar tener la misma actitud y sinceridad de un líder que transmite sentido común, un sano orgullo por lo alcanzado y por su equipo, y una saludable y permanente insatisfacción para seguir hacia delante'. Según Aguilera, Ortega es un empresario creíble 'porque lo tiene todo absolutamente claro'.

Vicente Moreno Consejero Delegado de Accenture. 'Con su pasión es capaz de crear una sinfonía completa'

Cada cierto tiempo aparecen genios empresariales. Según Vicente Moreno, 'no deja de ser un hecho natural, y a la vez extraordinario, que cada cierto tiempo surjan personas que alteran el curso inercial de las cosas, elevándolas a un nivel superior'. Es el caso de Amancio Ortega. 'Estas personas aciertan no sólo con la primera nota de una nueva música exitosa, sino que con pasión, trabajo e innovación desarrollan sinfonías completas dignas de reconocimiento y admiración'. Para Moreno, crear es la aspiración más noble que puede tener el ser humano. 'Podemos afirmar que Inditex ha creado progreso, empleo y moda. Ha ayudado a incrementar la imagen profesional de España en el resto del mundo'. Y agrega que Zara puede considerarse el paradigma de la empresa moderna. 'Un referente para los jóvenes'.

Borja Oria - Consejero Delegado de Musgo. 'Su ideario debería ser un texto de cabecera'

Es un ejemplo a seguir para cualquier empresario, pero para los que nos dedicamos al comercio y la moda es un mito, es el rey. Así se expresa Borja Oria, quien destaca de Amancio Ortega que no sólo es el inventor de un imperio sino también de una nueva forma de dirigir empresas. 'Su ideario debería ser el texto de cabecera de cualquier estudiante de empresariales'.

Añade que para un español, cada vez que viaja y ve en el extranjero una tienda Zara, en la mejor ubicación y llena de gente, es una gran satisfacción. 'Su capacidad de crecimiento y de mejora constante es impresionante. Es una maquina cada vez mejor engrasada y que va a mejor'.

Mario Armero - Presidente de General Electric. 'Sabe que la globalización es diseñar un vestido para todo mundo'

Su vocación comercial es lo que más ha impresionado a Mario Armero del ideario de Ortega. 'Habla de las ventas, del crecimiento, de innovación a través del diseño, pero sobre todo me ha gustado mucho la importancia que le da a las tiendas, la clave del retail. Es ahí donde está el cliente'. Armero ensalza la sencillez del discurso del empresario gallego. 'Hace gala de la simplificación, reivindica que las cosas son fáciles, luego siempre se pueden complicar, pero si tienes la idea clara se puede desarrollar un buen modelo de negocio'. Y añade que las cosas sofisticadas son las menos reales. 'Me parece un fuera de serie. Y me ha llamado la atención lo que no dice, me impresiona y muy gratamente, que a diferencia de otros, no hable de la bolsa, y de que lo fundamental son las tiendas'. Para este ejecutivo, 'Ortega tiene muy claro el concepto de globalización, sobre todo cuando dice que no hace vestidos para 64 países sino que diseña un vestido para todo el mundo'.

Jesús Encinar Director General de Idealista.com. 'Es un ejemplo de empresario difernente'

El hecho de que Amancio Ortega haya explicado su ideario a profesores de escuelas de negocios demuestra, según Jesús Encinar, la importancia que le concede el duseño de Zara a la formación. Asegura que comparte con el empresario gallego muchos valores, como 'la pasión por su trabajo, las ganas de ser el líder al que el resto de competidores siguen, la sensación de que siempre hay algo más adelante que te hará más fuerte y mejor, que al crecimiento no hay que tenerle miedo, que hay que apostar claramente por el equipo y estar pegado a él, y lo más importante, que se puede ser un empresario diferente, evitando toda distinción de estatus, algo no muy común.

Carmen Mur - Consejera Delegada de Manpower. 'Dice que delega, pero cuando he ido a Arteixo siempre le he visto'

Su éxito es indiscutible. 'Si lo medimos por los resultados y por la visibilidad que tiene Inditex, no hay duda de que estamos ante una organización envidiable'. Si algo tiene que destacar Carmen Mur del ideario de Amancio Ortega es su capacidad para desarrollar su visión de negocio. 'æpermil;l ha sido el activo mas grande de la compañía porque ha sabido desarrollar de forma completa una idea empresarial'. A pesar de que Ortega asegura que delega y que nadie espera por él en Inditex, Mur cree que es del tipo de empresario que sigue a pie del cañón. 'De hecho va todos los días a trabajar. Siempre que he ido a Arteixo donde Inditex tiene su cuartel general le he visto por los pasillos, siempre está ahí y no descuida ningún detalle'. La directiva destaca la discreción del empresario como otro factor de éxito.

José Juan Toharia - Presidente de Metroscopia. 'De sus palabras se desprende que el talento es un misterio inaprensible'

El secreto del éxito empresarial de Amancio Ortega es él mismo. Y no hay que darle muchas más vueltas. Según José Juan Toharia, las palabras del empresario destilan puro sentido común: es honesto y sencillo. Añade que el éxito no se puede enseñar, es algo que 'depende de una compleja e imprevisible combinación de talento, oportunidad, esfuerzo y suerte'. Y de estos cuatro factores, destaca Toharia, sólo uno, el esfuerzo, depende realmente de la voluntad personal y puede ser moldeado, reconducido y potenciado por el aprendizaje. El talento, en cambio, es un atributo personal e intransferible. 'Va con la persona, estructura su perfil más íntimo y suele pasarle desapercibido, como desapercibidos pasan los cristales a través de los que vemos el mundo'. El talento, agrega, genera un estilo personal propio y peculiar y es irrepetible. 'Y según sentenció Buffon, el estilo es el hombre'. A través de las palabras, 'sencillas de un hombre singular se desprende que el talento es un misterio inaprensible'.

Ramón Adell - Vicepresidente de CEDE. 'Me gusta el elogio que hace de lo simple'

Amancio Ortega es un ejemplo de profesional de éxito sin tener excesiva formación. 'Es de esas personas que todo lo ha conseguido con arte y oficio, de los que vuelven a los valores tradicionales, al valor del trabajo, a la dedicación plena, a la ambición sana, a desconfiar, a no ser excesivamente optimista. Todo ello, según el vicepresidente de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, va contra las tendencias modernas del estilo de dirección y está en línea con los valores de un directivo o empresario hecho a sí mismo. 'De su ideario se desprende que las cosas son fáciles, que hablar demasiado es negativo. Me gusta que haga un elogio de lo simple, cuando primamos la complejidad'.