Electricidad

Zapatero rectifica: congela la tarifa doméstica y sube un 1,7% las de alta y baja tensión

El Consejo de Ministros tenía previsto aprobar hoy una nueva subida de las tarifas eléctricas; en concreto, un incremento del 1,81% de media que entraría en vigor el 1 de julio. Sin embargo, tal y como ha adelantado la Cadena SER, el Gobierno de marcha atrás. Finalmente decide congelar la tarifa doméstica y subir un 1,7% el resto, de alta y baja tensión, que utilizan la mayoría de las empresas.

Así, el Gobierno cumple con su compromiso de que las tarifas eléctricas no suban este año por encima de la evolución del IPC, que se situó en el 2,7% en el conjunto de 2006 y en el 2,5% en junio, según el indicador adelantado conocido ayer. La tarifa eléctrica doméstica subió en enero un 2,8%.

La Cadena SER señalaba hoy que la decisión de frenar el incremento de la tarifa eléctrica ha correspondido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Preguntada a Fernández de la Vega, sobre este asunto tras la reunión del Consejo, dijo que el presidente "dejó muy claro" que no se producirán subidas del precio de la luz por encima del IPC. "El Gobierno se comprometió a no elevar las tarifas y no lo ha hecho", zanjó la videpresidenta.

En respuesta a una pregunta acerca de si Zapatero llamó anoche por teléfono a Clos para que modificara el decreto inicial, Fernández de la Vega dijo que "no" se produjo este contacto. La vicepresidenta indicó que la Comisión Delegada de Asuntos Económicos se reunió ayer para debatir el asunto, y que "el ministro estaba allí", por lo que "no ha habido ningún tipo de llamada".

Congelación

El decreto aprobado hoy congela las tarifas para todos los consumidores de baja tensión, esto es, quienes tienen contratados menos de 10 kilovatios (KW). Esta medida afectará a veintitrés millones de hogares. Por otro lado, las las tarifas de alta tensión se incrementarán en un 1,93% a partir del 1 de julio. La próxima revisión trimestral se realizará el 1 de octubre de 2007.

Además, se rebaja un 30% el precio de alquiler de los nuevos contadores electrónicos con respecto al precio de alquiler de los contadores que utilizaban la tarifa nocturna, mientras que el importe del alquiler mensual de los contadores tradicionales (0,54 euros), mayoritariamente utilizados en los hogares españoles, no se modifica.

Junto a esto, se mantendrán los precios de las tarifas de acceso al uso de las redes para los consumidores que adquieren la energía en el mercado. El Gobierno asegura que con esta decisión propone una solución paulatina del déficit tarifario que afecte lo menos posible al consumidor. Paralelamente, se ponen en marcha medidas para el fomento del ahorro y la eficiencia energética para los consumidores, puesto que el ahorro por el uso eficiente y la discriminación horaria podría alcanzar el 8%.