Bolsa

LSE está segura de que Nasdaq no impedirá la oferta por Milán

La Bolsa de Londres (LSE) está convencida de que logrará el respaldo de sus accionistas para sacar adelante la fusión con Borsa Italiana. El 30% de LSE en manos de Nasdaq no parece preocupar a la directiva, segura de que el ahorro de costes esperado, unos 59 millones de euros al año desde 2010, y las demás bondades de la operación convencerán al menos al 51% del accionariado.

La primera lectura del mercado a la unión de la Bolsa de Londres con la italiana no parecía tan optimista. Los títulos de London Stock Exchange (LSE) llegaron a caer un 7,8% en los primeros compases de la sesión de ayer para luego estabilizarse y concluir un 1% a la baja, en 13,41 libras.

'Nasdaq no tiene el veto', explicaba ayer Clara Furse, consejero delegado de LSE, mercado que ha rechazado cinco ofertas de compra en dos años, dos de ellas del mercado tecnológico estadounidense, actualmente dueño del 30% de LSE. 'El acuerdo requiere la aprobación del 50,1% y esperamos que los accionistas respalden la operación', aseguró. Estas palabras parecieron tranquilizar bastante al mercado.

Una vez concluya la operación, Borsa Italiana poseerá el 28% del nuevo mercado y el resto caerá en manos de los accionistas de LSE. Una situación que provocará que la participación de Nasdaq se reduzca del 30% al 22%, lo que hace que muchos teman su oposición a la fusión, interpretada como una maniobra de defensa de la británica.

Más allá de Furse hay otros que también encuentran motivos para el optimismo. 'Hay muchas posibilidades de que Nasdaq acepte la combinación entre LSE y Borsa Italiana. Después de todo el grupo sería aún más atractivo para Nasdaq OMX (una vez concluya esta unión) y sería financieramente posible' comentaba ayer Elie Darwish, de Exane BNP Paribas. De momento, por tanto, queda esperar al 13 de agosto, fecha prevista para que LSE y Borsa italiana convoquen a sus accionistas para votar la operación.

Y ayer mismo el consejero delegado de la Bolsa italiana, Massimo Capuano, ya empezaba a hacer campaña. 'El consejo de Borsa italiana ha decidido por unanimidad aceptar la oferta de LSE', aseguraba. El mercado ha rechazado una oferta de NYSE Euronext y también mantuvo negociaciones con Deutsche Börse en 2006.

Características de la oferta

LSE ofrece 4,9 acciones propias por cada título de la italiana, lo que supone valorar la Borsa italiana en 1.630 millones de euros, o lo que es lo mismo a 100,7 euros por título, si se toman como referencia los 13,87 libras a las que cerró LSE el pasado martes. Una valoración que implica un PER 2006 de 27,6 veces para la italiana (LSE cotiza a un PER 2007 de 27 veces).

LSE y Borsa Italiana esperan unos ahorros de costes de unos 29 millones de euros al año a partir de 2010 y unas sinergias de otros 29 millones de euros derivadas de unas mayores ventas que se harán efectivas a partir de 2011. Prevén, asimismo, que a partir de 2009 la operación suponga un impulso del 10% a los resultados.

La combinación entre LSE y Borsa italiana se estructurará como un holding, algo que viene siendo habitual en la industria, aunque ambas entidades mantendrán su identidad legal y seguirán bajo la supervisión de sus respectivos reguladores nacionales, el Consob en Italia y la FSA en el Reino Unido.

El consejo estará formado por 12 directores, siete de los cuales serán nombrados por el consejo actual de LSE. Tanto el presidente de LSE, Chris Gibson-Smith, como la consejero delegado, Clara Furse, mantendrán estos cargos en el nuevo grupo, mientras que Angelo Tantazzi, presidente de Borsa italiana, y Massimo Capuano ocuparán la vicepresidencia.

Otras claves de la fusión

La unión entre LSE y Borsa Italiana gusta a los analistas. ¢La fusión es positiva para los dos mercados. Les convierte en participantes activos en el proceso de consolidación de las Bolsas¢, comenta Heiko Frantzen, analista de Sal Oppenheim. LSE, así, pasará de presa a cazador y se beneficiará de la posición geográfica y de la diversificación que aportará la italiana. Esta unión le dará acceso a la plataforma de bonos MTS, así como al eficiente negocio de compensación y liquidación de Borsa Italiana. ¢Lo más interesante es el potencial de expansión de estos servicios al resto de Europa¢, explicaba ayer Exane BNP Paribas.

LSE, actualmente en posición de hacerse con una participación minoritaria en EDX, la plataforma de derivados de OMX, también podrá reforzarse en este área al poder combinarlo con la plataforma italiana IDEM.