Bolsa

Almirall sigue la estela de Solaria y se estrena con un alza del 7,14%

Almirall siguió el ejemplo de Solaria y se estrenó en el mercado con subidas. El laboratorio ganó un 7,14% en su primera jornada y acabó el día en 15 euros, frente a los 14 a los que se vendieron las acciones. El presidente apuntó que la empresa negocia adquisiciones en Europa.

Almirall sigue la estela de Solaria y se estrena con un alza del 7,14%
Almirall sigue la estela de Solaria y se estrena con un alza del 7,14%

El presidente de Almirall, Jorge Gallardo, señalaba ayer, poco antes de tocar la campana con la que daba paso a la cotización en Bolsa del primer laboratorio español, que no estaría tranquilo si las acciones subiesen un 25% el primer día. Una referencia quizás involuntaria al estreno de Solaria de anteayer (+25,26%). Pero, al igual que sucediese con la empresa de energía solar, la favorable relación entre oferta y demanda en la OPV de Almirall jugó a favor del laboratorio.

Así, las órdenes de compra se acumularon a la hora del inicio de la cotización, a mediodía de ayer, y Almirall marcó su primer cambio en Bolsa en 15,5 euros (+10,7%) para minutos después escalar hasta los 15,8. Después se estabilizó para cerrar en 15 euros justos. Un rendimiento del 7,14% para los 82.711 inversores particulares que acudieron a esta OPV, la cuarta del año y la tercera con tramo para pequeños ahorradores. Con este precio, Almirall queda valorada en 2.491 millones de euros, y es ya la primera empresa del sector salud en la Bolsa española. El PER sobre los beneficios de 2006 es de 16,9 veces.

En el estreno bursátil, celebrado en la Bolsa de Barcelona, Jorge Gallardo destacó que los recursos captados por la compañía -que ha combinado la venta de capital con una ampliación- servirán para el crecimiento internacional del grupo. Preguntado por posibles operaciones, reconoció que una de las conversaciones más avanzadas es la adquisición de una empresa comercial europea del sector. La estrategia de retribución al accionista pasa por la voluntad de destinar a dividendos entre el 35% y el 40% de los beneficios. Eso supondría, con los beneficios de 2006, un rendimiento de entre el 2% y el 2,35%.

Almirall es la primera empresa farmacéutica de capital español en términos de ventas, que alcanzan los 758 millones de euros. Entre sus productos estrella están Almax o el antihistamínico Ebastel, y la compañía tiene varios compuestos en fase de aprobación. El más avanzado es un fármaco para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, también llamada 'la tos del fumador'. Gallardo definió Almirall como un valor estable, 'en el que fondos ingleses y norteamericanos han tomado posiciones'.

Un incipiente sector de salud en la Bolsa española

Con Almirall ha llegado a la Bolsa española una rara avis. Se trata de la primera farmacéutica en el sentido clásico, donde no sólo cuenta la distribución de medicamentos sino la actividad de investigación y desarrollo, y es por tanto el valor que en mayor medida podría equipararse por su modelo de gestión a los grandes grupos farmacéuticos europeos, aunque salvando las distancias del tamaño.

En su primer día en el mercado, Almirall se ha convertido en la mayor farmacéutica cotizada por valor en Bolsa y en la referencia del incipiente sector de salud que está empezando a crearse en España. Junto a la compañía catalana y Faes Farma, forman este grupo Grifols, especializada en la producción de hemoderivados; Zeltia, que sin haber lanzado aún fármacos al mercado, tendría un perfil de empresa biotecnológica, y las compañías Corporación Dermoestética y Clínica Baviera.

Solaria sube otro 8,82% Solaria continúa con su fulgurante carrera bursátil. La fabricante de placas solares saldó su segundo día como empresa cotizada con una subida del 8,82% que situó el precio de la acción en 12,95 euros. Solaria dio el pistoletazo de salida a 9,5 euros el martes, lo que implica que acumula ya una revalorización del 36,3%. En la sesión de ayer se negociaron 6,06 millones de títulos, menos de la mitad que el primer día.

Pese a la incorporación de Almirall, con una capitalización similar a la de los miembros del Ibex de menor tamaño, las compañías españolas del sector de salud quedan muy lejos de la influencia de las gigantes europeas del sector farmacéutico en sus respectivos índices. Por ejemplo, GlaxoSmithkline tiene un peso similar en el Footsie de Londres al de Endesa en el Ibex. La distancia en capitalización es paralela a la diferencia en rentabilidad entre grandes y pequeñas compañías del sector salud. Así, Grifols y Faes Farma suben en el año el 53,7% y el 42%, respectivamente, y figuran como los mejores valores del índice Dow Jones Europe Stoxx Health Care que, es en cambio, el único índice sectorial europeo en pérdidas. Cae el 2% en el año, arrastrado por los descensos de las grandes compañías del sector.