'Telecos'

Telefónica no descarta más compras en Latinoamérica para reforzarse ante Slim

La toma de O2 o la entrada en China no han cambiado la vocación de Telefónica hacia América Latina. La operadora no descarta hacer compras para reforzarse ante Slim y cree que Telemig sería una buena opción.

Telefónica ha limitado su gasto en compras, pero las ventas de Endemol y Airwave le dan margenVivo es y será el primero de la lista de deseos de Telefónica. La compra del 50% de la operadora brasileña de móvil que está en manos de Portugal Telecom es el objetivo ansiado de la empresa española desde hace años. Pero Telefónica tiene otras operaciones en mente, porque Latinoamérica, a pesar de la compra de O2 o la entrada en China, sigue siendo una región muy importante para la compañía y su objetivo es reforzarse en ella para plantar cara a su archirrival, Carlos Slim, y su operadora América Móvil.

Así lo ha reconocido Telefónica a los inversores internacionales, en una presentación realizada con motivo de la colocación de 2.300 millones de dólares en deuda en el mercado estadounidense. En ella, recuerda que durante el año ha llevado a cabo tres operaciones de calado, como las ventas de Airwave, Endemol y la compra de una participación en Telecom Italia. Las dos primeras le han reportado ingresos de 5.500 millones, mientras que la tercera le costará entre 2.300 y 2.700 millones.

Por ello, a pesar de que Telefónica se ha comprometido a no desembolsar más de 1.500 millones netos este año en adquisiciones, las desinversiones realizadas le han permitido ampliar sustancialmente este margen. Y, según explicaron los directivos de la compañía, hay tres 'operaciones potenciales' a las que podría destinarse el dinero.

TELEFÓNICA 4,27 -0,23%

Posibles adquisiciones

La primera es la compra del 50% de Vivo; la segunda, la adquisición de un 5% adicional en China Netcom que lleve su participación al 10%, y la tercera, 'el reforzamiento de la posición operativa en los mercados de Latinoamérica'. No se trata, según fuentes cercanas a la compañía, de adquisiciones de gran tamaño, como fue la de las filiales de Bellsouth, sino de operaciones de menor envergadura para ganar peso en países concretos.

Telefónica no da ninguna pista sobre las hipotéticas compras que conseguirían este último propósito. Sí se las ha dado, sin embargo, a los analistas responsables de telecomunicaciones del banco Santander. Dos de sus expertos acaban de redactar el informe resultado de su encuentro en Londres con el director general de Telefónica Latinoamérica, José María Álvarez-Pallete, y el director financiero de la filial, Ernesto López-Mozo. Y en él Telefónica confiesa que la operadora brasileña Telemig sería 'un complemento perfecto para Vivo', eso sí, 'al precio correcto'.

Comprar Telemig ha sido una aspiración recurrente de Telefónica, pero nunca se ha concretado por problemas de última hora. En estos momentos, sin embargo, el principal accionista vende su participación y Telefónica recuerda que Telemig opera en Minas Gerais, uno de los principales estados de Brasil donde ella no tiene presencia.

Vivo gana cuota por primera vez en cinco años

Buenas noticias para Telefónica en Brasil. El cambio de tendencia que se apreciaba en los datos operativos de Vivo durante el arranque del año ha cristalizado y ha dado lugar a la primera ganancia de cuota de mercado de la operadora de móvil en cinco años.

Según las cifras del regulador brasileño, Vivo cerró mayo con un porcentaje de los clientes del 28,39%. Son sólo 0,05 puntos porcentuales más que en abril, pero supone toda una mejora en una compañía que ha perdido de media más de cinco puntos porcentuales cada año.

Estos datos implican que la filial de Telefónica y Portugal Telecom en Brasil ha resistido por primera vez en mucho tiempo el embate de sus rivales América Móvil y Telecom Italia, que habían logrado reducir a poco más de dos puntos y medio la ventaja de Vivo sobre ellas.

La operadora brasileña ha dado este cambio de rumbo gracias al despliegue de una red de GSM y al lanzamiento de servicios con esta tecnología. Empezó en enero, en zonas concretas, y ya roza el millón de clientes. Con este impulso, Telefónica ha recuperado el liderazgo en la ganancia neta de abonados, algo que no ocurría desde hace más de dos años. En mayo, Vivo captó casi uno de cada tres clientes de móvil que se generaron en Brasil.

Mejorar la situación de Vivo es, por su puesto, uno de los objetivos de Telefónica, pero su deseo primordial es comprar su parte a Portugal Telecom. Con ello, podría fusionar su filial de móvil con la de fijo, Telesp, y lograr sustanciosos beneficios fiscales y sinergias operativas.