Tribunales

El juez Grande Marlaska no ve indicios de estafa en el 'caso Air Madrid'

El magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska dictó el viernes un auto en el que declara el archivo de la demanda interpuesta por la OCU y otras organizaciones de consumidores por presunto fraude en la venta de billetes de Air Madrid.

El juez Marlaska ha decidido el sobreseimiento libre de las investigaciones abiertas contra el presidente de Air Madrid, Jesús Carrillo y tres gestores de la compañía a raíz de una demanda presentada por la OCU y otras asociaciones de consumidores por un presunto delito de estafa.

Grande Marlaska explica en su auto que no considera que existiera voluntad de incumplir con los compromisos que Air Madrid tenía con sus más de 60.000 viajeros. 'No puede inferirse en modo razonable que Air Madrid tuviera una voluntad concreta y previa de incumplir los compromisos adquiridos' con sus pasajeros. Por tanto, declara el sobreseimiento libre de la causa al no haber encontrado 'indicio alguno de criminalidad'.

El juez concluye de este modo la investigación que se inició el pasado mes de diciembre como consecuencia de las denuncias presentadas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), a la que se adhirieron las de Asgeco Confederación, Fuci y el particular Marcelo Amendola.

El titular del juzgado de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional asegura que 'no consta que la suspensión de actividades de Air Madrid, el 15 de diciembre, horas antes de dictarse la resolución administrativa' que le obligaba a ello, 'no fuera a consecuencia de esa expectativa, para poder así adoptar medidas precisas tendentes a evitar, entre otras contingencias, la venta de nuevos billetes'.

Para el juez la prueba de que los directivos no esperaban el final ocurrido se fundamenta en el hecho de que Air Madrid presentó ante Fomento el día 11 del mismo mes 'documentación relativa a la reestructuración de la organización'. Pero Marlaska asegura que 'no consta' que la presentación de esta nueva documentación fuera tenida en cuenta.

El auto señala además que los directivos de Air Madrid tampoco cometieron ningún delito de estafa una vez iniciado el expediente sancionador del 26 de septiembre de 2006 para corregir las deficiencias que se les habían señalado. Y explica que prueba de ello es que la aerolínea inició la corrección de los problemas. Además, según la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), en noviembre 'la compañía había mejorado su situación en comparación con el mes de septiembre'.

En cuanto al presunto fraude en la venta de billetes, Fernando Grande Marlaska apunta que en Air Madrid 'tal y como se observa en la mayoría de las compañías aéreas', el porcentaje de venta más importante se realiza a través de las agencias de viaje y el dinero se ingresa en una cuenta a disposición de la IATA, que posteriormente transfiere el dinero a las compañías aéreas.

'Es decir, el importe de los billetes se ingresa en las cuentas de las compañías aéreas a mes vencido' dice el juez. æpermil;ste aclara que, por tanto, en el caso de Air Madrid el dinero de los billetes vendidos entre el 15 y el 20 de diciembre no se ingresó en sus cuentas 'y sí en las cuentas del concurso de acreedores presentado con posterioridad a la suspensión de actividades'.

Marlaska añade que su resolución no entra a valorar 'al no corresponderle' ni la proporcionalidad ni la legalidad en la suspensión de las actividades de la compañía aérea.

Un recurso anunciado

Contra el auto dictado el pasado viernes por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska cabe recurso de reforma en el plazo de tres días y de apelación en cinco días y la OCU lo hará. Así lo anunció esta organización de consumidores poco después de conocerse la decisión del juez.

De hecho, representantes de la OCU mostraron su 'sorpresa' por el archivo decidido, pues las 'diligencias de investigación' sí confirman, a su juicio, que hubo estafa.

Fuentes de la OCU señalaron el viernes que la suspensión de actividades de la compañía no pilló 'por sorpresa' a le empresa que siguió vendiendo billetes, con lo cual 'hay estafa'. También indicaron que el auto del juez Fernando Grande Marlaska deja abierta la puerta para exigir la 'responsabilidad patrimonial del Estado', pues, en su opinión, las investigaciones demuestran que 'la administración fue permisiva' con la aerolínea.