Inmobiliario

Realia pierde el precio de la OPV pese a las compras de los colocadores

El tiempo no ha mitigado el mal pie con el que Realia se ha estrenado en el mercado de valores. La inmobiliaria llegó a perder el 5,85% en la sesión de ayer, pero al cierre se quedó a cuatro céntimos del precio de la OPV, 6,5 euros.

Mucho papel. La OPV de Realia arrancó marcada por la crisis de Astroc, que a la postre obligó a la empresa a rebajar un 26% el precio de salida sobre el precio máximo minorista anunciado pocos días antes. Y una semana después de que el presidente, Ignacio Bayón, hiciese sonar la campana virtual con la que las empresas se estrenan en el parqué madrileño. Pero estos siete días no han servido para que Realia levante el vuelo.

Al contrario, los mejores momentos de Realia en Bolsa fueron los primeros. Si el día del estreno, con el mercado aún sorprendido por la rebaja del precio, Realia llegó a rozar los siete euros, ayer la inmobiliaria marcó el mínimo desde la OPV y vivió su peor sesión bursátil. Llegó a perder más del 5%, si bien con el paso de las horas, la actividad de los bancos colocadores permitió a Realia cerrar en 6,46 euros por acción, sólo cuatro céntimos por debajo del precio de salida, 6,5 euros. Un precio que Realia ha conseguido mantener hasta la sesión de ayer, cuando a media mañana el valor cayó a plomo, hasta 6,12.

El operador más activo en las compras fue JPMorgan, colocador de la operación. La entidad estadounidense adquirió 3,27 millones de acciones, el 46% de todas las negociadas, y sólo vendió 400.000. Una febril actividad compradora que está siendo característica de esta salida a Bolsa.

En las seis sesiones acumuladas por Realia, Caja Madrid Bolsa y JPMorgan han comprado conjuntamente 26,8 millones de acciones por más de 200 millones de euros. Eso supone el 32% del total negociado y casi el 10% del capital de Realia, que colocó en Bolsa 120 millones de títulos, el 43% de la empresa. Sin contar aplicaciones y compras fuera de mercado, los dos colocadores han comprado el 40% de las acciones negociadas. Caja Madrid Bolsa, no obstante, ha sido también una activa vendedora, al desprenderse de 10,35 millones de títulos en estas seis sesiones. No así JPMorgan; sólo ha vendido 1,35 millones acciones.