Ventas

BBVA se deshará de sus sedes en Madrid para construir una ciudad corporativa

BBVA ultima crear un centro corporativo en Las Tablas, Madrid, donde agrupará gran parte de los edificios que hasta ahora tiene repartidos por la ciudad. Para financiarlo ha diseñado una original operación. Canjeará nueve de sus edificios más significativos por los terrenos. Entre ellos, su sede operativa en Madrid, situada en Castellana, número 81. El comprador de esta torre y dueño de los terrenos es el grupo promotor GMP, de la familia Santos Montoro.

BBVA se deshará de sus sedes en Madrid para construir una ciudad corporativa
BBVA se deshará de sus sedes en Madrid para construir una ciudad corporativa

BBVA también quiere construir un centro corporativo como lo ha hecho ya Telefónica. El lugar elegido es el mismo, Las Tablas, un nuevo barrio situado al norte de Madrid, prolongación de la Castellana. Pero quiere diferenciarse de la ciudad financiera de Santander situada en Boadilla.

Pretende que sea un terreno abierto, con cuatro o cinco edificios de pocas plantas, donde BBVA ocuparía una parte y el resto se alquilará a otras compañías, con lo que obtendría ingresos adicionales.

El banco que preside Francisco González lleva desde el verano del pasado año analizando diferentes alternativas. Pensó construir este centro corporativo en Valdebebas barrio próximo a la nueva Ciudad Deportiva del Real Madrid. También estudiaron pujar por la Torre de Repsol también en la Ciudad Deportiva del Real Madrid. Pero descartaron ambas opciones.

BBVA 4,87 -0,25%

Sólo los terrenos que posee el banco con la constructora San José en Chamartín podrían ser la mejor alternativa. Pero todo hace indicar que el bloqueo para construir en ellos va a seguir varios meses aún.

BBVA pretende ubicar en Las Tablas a gran parte de la plantilla que ahora está dispersa en unos 14 grandes edificios que el banco posee en Madrid. Quiere, como lo ha hecho Santander, rentabilizar su patrimonio inmobiliario. BBVA cuenta con diferentes sedes en Madrid, consecuencia de las compras de los bancos Bilbao, Vizcaya y Argentaria. La operación diseñada por BBVA difiere bastante de la proyectada por su más directo rival, Santander, aunque coincida en el tiempo. Sólo ha transcurrido un día entre el anuncio de la operación que va a realizar Santander y la de BBVA.

El banco que preside Francisco González cambiará nueve de sus principales centros operativos y sedes en Madrid por los terrenos ubicados en Las Tablas, propiedad ahora de la promotora Grupo Montisa Parque (GMP), de la familia Santos Montoro.

GMP ya ha llegado a un acuerdo con BBVA para quedarse con la sede operativa del banco en Madrid, la Torre de Sainz de Oiza, situada en Castellana, número 81. Dentro del lote que permutará o venderá está también el número 14 de Goya, un edificio en La Vaguada, las dos antiguas sedes situadas en la calle Alcalá, y un edificio en Gran Vía de Hortaleza. La sede de la Fundación BBVA, situada en Recoletos, número 10, antigua sede de Argentaria, será la única sede que no se venderá.

La operación está prevista que se firme esta misma semana, o a más tardar la próxima, explican fuentes del sector inmobiliario. Un portavoz del banco, sin embargo, no quiso hacer comentarios sobre la operación. Sólo si finalmente se desbloquea la denominada Operación Chamartín, algo altamente improbable, BBVA podría cambiar de opinión. Fuentes inmobiliarias aseguran que la idea de BBVA 'es aligerar su patrimonio', a la vez que obtener plusvalías.

Si todo sale según los planes de BBVA la operación de venta y canje de estos nueve edificios se cerrará este mismo año.

FE DE ERRORES

La familia a la que se hace referencia en esta información es Montoro Alemán y no Santos Montoro.

Santander se deshace de todos sus edificios en España

El grupo Santander ha puesto en marcha la venta de todos sus inmuebles en España, salvo la sede social del banco en la capital cántabra. Esta será la mayor operación inmobiliaria realizada hasta la fecha por una empresa ya que se prevé que obtenga 4.000 millones de euros, de los que 1.400 millones son plusvalías.

Este dinero se podría utilizar para financiar la compra conjunta del banco holandés ABN Amro, como informó ayer El País.

Aunque esta operación no prosperase, Santander seguirá con la operación. El grupo tiene previsto vender 44 edificios relevantes de toda España, incluyendo 1.200 oficinas de la red que todavía están en propiedad. También se desprenderá de su emblemática Ciudad Financiera de Boadilla del Monte (Madrid), inaugurada hace tres años.

El banco utilizará la fórmula de leaseback, con la que vende la propiedad de los inmuebles pero se queda como inquilino de los mismos.

De esta forma, Santander consigue capitales que puede dedicar a su principal actividad de negocio. Entre los edificios más representativos que enajenará, fundamentalmente a aseguradoras y grandes inversores institucionales, están el del Paseo de la Castellana 24 (Madrid) -actual sede de su filial de banca privada Banif- y la del Paseo de Gracia 38 (Barcelona).

Fuentes de la entidad explican que con esta desinversión el grupo sigue la tendencia internacional emprendida por grandes grupos financiero de desprenderse de sus inmuebles. HSBC vendió en abril su sede central a Metrovacesa.

GMP asienta su liderazgo en la capital con la compra

La empresa GMP, una inmobiliaria con fuerte arraigo en Madrid, se perfila como la nueva propietaria de la emblemática sede del grupo BBVA en la capital de España: la torre del recientemente fallecido arquitecto Sáenz de Oiza. El banco permutará con Gmp su edificio más representativo en Madrid a cambio de unos terrenos en el nuevo desarrollo urbanístico de Madrid de Las Tablas.

El Grupo Monthisa Parque (GMP), fundado por la familia Santos Montero en 1979, es una de las principales compañías inmobiliarias españolas que no cotizan en Bolsa. Con la adquisición del afamado inmueble de BBVA, reforzará su liderazgo en la capital de España.

La actividad de esta compañía se centra en la inversión, promoción y gestión de activos de terceros, como ocurre con el acuerdo que ultima con BBVA. Su mercado principal es el segmento de oficinas y parques empresariales en Madrid. Su primera incursión en el sector residencial la realizó en 2005 con una promoción en la selecta calle Velázquez y la urbanización Las Colinas de Campoamor, en la costa mediterránea.

Desde el año 1997 la inmobiliaria GMP mantiene un acuerdo estratégico con GE Real State (la división inmobiliaria del gigante estadounidense General Electrics), para abordar juntos diversos proyectos. El último ha sido la compra de un edificio de Iberdrola en Madrid, con 27.000 metros cuadrados, por 50 millones de euros.

Otro de los proyectos que más notoriedad ha aportado a esta compañía es el desarrollo de centros comerciales 'de vanguardia', como el que tiene en marcha en Valencia junto con la marca Mercado de Fuencarral.

Banesto, al margen

La operación de desinversión inmobiliaria que va a acometer el grupo Santander no afectará 'por el momento' a los edificios de Banesto. Su principal filial en España, así como los activos del banco en el extranjero, no han colgado el cartel de 'se vende'.