Empresas

Marsans vende a SAS el 5% de Spanair y hará una oferta posterior por el 100% de la aerolínea

El presidente de Spanair, y dueño del grupo turistico Marsans, Gonzalo Pascual, ha asegurado a CincoDías.com que durante las últimas semanas ha procedido a vender el 5,1% que le quedaba en la compañía que fundó hace 25 años.

El comprador del paquete es el accionista mayoritario de la aerolínea española, la escandinava SAS, que ahora controla la totalidad del capital y que esta mañana ha anunciado que, en el marco de una amplia reestructuración, tiene previsto desinvertir en Spanair.

Pascual ha asegurado que en el marco de las conversaciones para la venta a SAS de su paquete, ha adquirido el compromiso de presentar una oferta por el 100% de Spanair. La puja la realizará utilizando su sociedad instrumental Teinver. El empresario ha asegurado que ¢conoce todo el potencial de una aerolínea que lleva mi impronta y soy consciente de que es absolutamente complementaria¢ con la expansión americana que su grupo, Marsans, realiza a través de su aerolínea Air Comet en alianza con Aerolíneas Argentinas.

Esta mañana, SAS ha anunciado, mediante una nota de prensa, que su objetivo es centrar sus operaciones en el norte de Europa así como aumentar su beneficio bruto a 4.000 millones de coronas suecas -unos 424 millones de euros- y reducir los costes en 2.800 millones de coronas -292 millones de euros- hasta 2011. La aerolínea nórdica también tiene intención de deshacerse de su participación en la aerolína británica BMI, así como su parte en Air Greenland.

¢Para reforzar la posición de SAS como aerolínea líder en el Norte de Europa, el consejo de administración ha decidido dar a la compañía una nueva dirección. SAS se concentrará en su negocio principal, en el Norte de Europa, mercado donde tenemos los grupos de clientes más importantes y en el que la posición de SAS es también la más fuerte¢, señaló la empresa en el comunicado.

SAS controla la compañía española en un 95% desde diciembre de 2003. Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, dueños de Marsans, son los propietarios del 5% del capital restante.

Hacer frente a las compañías de bajo coste

SAS ya había reducido costes y ajustado su capacidad para conseguir hacer frente a sus competidores, particularmente las aerolíneas de bajo coste como Ryanair. La escandinava ya había vendido el pasado febrero algunas de sus participaciones menos significativas, como la Academia de Vuelos SAS y el negocio de hoteles Rezidor.

Los malos resultados económicos de la aerolínea espapñola podrían haber acelerado su puesta en venta. En el primer trimestre de 2007, Spanair sufría una pérdida bruta de 379 millones de coronas suecas (41,3 millones de euros). Esto significa que sus números rojos fueron un 61,3% superiores a los del año anterior, cuando obtuvo 235 millones de coronas (25,6 millones de euros).

No es la primera vez que la escandinava se plantea deshacerse de Spanair. Ya en 2004, un alto ejecutivo de la compañía nórdica afirmaba que "Spanair es claramente una carta a jugar en la futura reestructuración del mercado europeo". Sin embargo, la mejora en los resultados de la española en los años sucesivos parecía haber retrasado la opción de venta de la misma por parte de SAS.