Finanzas

Portillo se convierte en primer accionista individual de BBVA

El presidente de Colonial, Luis Portillo, se ha convertido en el primer accionista individual de BBVA, con algo menos del 1% del capital. Portillo anunció ayer que tiene intención de subir su presencia en el banco de forma 'individual'. Sólo la Fundación BBVA tiene más, el 1,5%.

Portillo se convierte en primer accionista individual de BBVA
Portillo se convierte en primer accionista individual de BBVA

BBVA vuelve a encontrarse con un empresario vinculado al sector inmobiliario como principal accionista particular del banco. Luis Portillo, presidente de Colonial, quiere dar un paso más en su apuesta por el banco que preside Francisco González.

Ha decidido aumentar su participación en el capital del segundo grupo financiero español, que ahora es ligeramente inferior al 1%, según afirma el propio empresario. Portillo entró en el capital de BBVA hace nueve años con una pequeña participación, que ha ido aumentando hasta convertirse en el primer accionistas individual del grupo.

æpermil;l, como otros empresarios españoles, fueron los que dieron pie al banco a crear la unidad de grandes accionistas individuales de BBVA hace tres años y medio.

El empresario asegura que actúa de forma 'individual' y se trata de una inversión financiera

BBVA 5,25 -0,51%
COLONIAL 9,46 -1,25%

Esta es la primera vez, sin embargo, que Portillo anuncia públicamente sus intenciones de incrementar su participación en BBVA. Ha emitido un comunicado.

Este hecho ha llamado la atención al mercado, ya que la noticia coincide con las negociaciones que mantiene Colonial con Calyon, Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland y Eurohypo para llegar a un acuerdo sobre los términos del préstamo de 7.117 millones que tiene la inmobiliaria. Estos bancos de inversión han endurecido las condiciones del crédito ante la dificultad de sindicarlo.

En la nota asegura que la nueva inversión la haría a título personal. Su actual participación, inferior al 1% tiene un valor de mercado de unos 600 millones de euros.

El comunicado, emitido a primeras horas de la tarde, aseguraba que en caso de que finalmente Portillo ejecute un aumento de su participación en BBVA se realizaría de forma 'individual', con una finalidad 'meramente financiera' y 'sin ningún tipo de concertación con terceros'. Tras argumentar que éste 'es un buen momento' para subir su inversión en el grupo financiero, añade que los movimientos que realice en el capital del banco los haría 'siempre apoyando al equipo gestor de BBVA'.

Explica, de hecho, que 'siempre ha creído en esta institución, en su equipo gestor y en su presidente, hasta el punto de que siempre ha delegado en el consejo y el presidente la representación de sus acciones'. Con estas declaraciones, Portillo ha declarado que quiere desvincularse de cualquier posible interpretación que le pueda unir a una campaña para tomar el control del banco de forma hostil. El comunicado también ayuda a BBVA a evitar nuevas especulaciones sobre un posible asalto. El banco, y sobre todo su presidente, tienen aún muy presente el ataque lanzado en 2004 por otro empresario del sector inmobiliario, Luis del Rivero, quien pretendía controlar un 5% del capital de BBVA a través de Sacyr Vallehermoso. Enrique Bañuelos, presidente de la inmobiliaria Astroc, también ha hecho sus amagos este año para colocarse en una posición privilegiada en el banco. Sin embargo, sus intenciones fueron rechazadas inmediatamente.

Un área que suma el 10,5% del banco

La unidad de grandes accionistas individuales de BBVA aglutina a destacados empresarios, que controlan el 10,5% del capital del banco. Sus acciones no están sindicadas, pero desde su constitución hace tres años y medio, los 2.000 inversores de esta unidad han delegado su voto a Francisco González. En esta unidad, que dirige Tomás Blasco, están, además de Portillo, el también empresario inmobiliario Fernando Martín, primer accionista y presidente de Fadesa; José Cosmen, antiguo propietario de Alsa; Nicolás Osuna, presidente de Grupo Inversiones Noga; o la familia Bautista Soler, vinculados a Metrovacesa. Ninguno supera el 1%. Esta unidad se reúne periódicamente con los accionistas y les intenta mimar. Pero a diferencia de otros bancos BBVA no concede créditos para la compra de sus títulos, explican en el banco. Portillo, por ello, intenta negociar con otros bancos la financiación para subir su participación en BBVA. Algunas fuentes aseguran que podría llegar al 2% del capital del grupo, un porcentaje muy alto, que supondría una inversión adicional de más de 700 millones.