Capitalización

América Móvil rebasa en Bolsa a Telefónica y se convierte en la quinta 'teleco' del mundo

El efecto América Móvil arrasa en Bolsa. La operadora mexicana de Carlos Slim ha aprovechado la amortización de acciones de Telefónica para subir un peldaño más y situarse quinta en la escala de líderes mundiales del sector por capitalización.

Se dedica exclusivamente al negocio del móvil en un momento en que hasta Vodafone se ha rendido a la convergencia con la telefonía fija; salvo unos pocos usuarios en Estados Unidos, su cartera de clientes está en Latinoamérica, una zona calificada de alto riesgo por analistas e inversores internacionales; sus últimos años han sido una vertiginosa carrera de adquisiciones casi a cualquier precio.

La descripción es de América Móvil, una compañía que reúne todos los requisitos para despertar los recelos del mercado. Sin embargo, la operadora mexicana propiedad de Carlos Slim es más bien una de las favoritas. En los doce últimos meses su revalorización se acerca al 100% y en lo que va de año supera el 36%.

La evolución de América Móvil no sería llamativa si no fuera porque está totalmente alejada de la realidad del sector. Tanto en Estados Unidos, como en Europa o en Asia, las operadoras todavía no han recuperado el crédito perdido tras el estallido de la burbuja tecnológica y sus trayectorias bursátiles son más bien discretas.

TELEFÓNICA 7,24 -0,55%

América Móvil, sin embargo, sigue el camino contrario. La Bolsa dictaminó primero que debía valer más que France Télécom, una compañía que le triplica la facturación; luego superó a Deutsche Telekom y ahora lo ha conseguido con Telefónica, que obtuvo el año pasado el doble de beneficios que la mexicana. La diferencia no es excesiva -106.699 millones de dólares de América Móvil a media sesión de ayer frente a 104.135 millones de la española-, pero existe. Después de ese paso, la mayor compañía de México ha batido por capitalización bursátil a todos los ex monopolios europeos y sólo cotiza por detrás de Vodafone, como representante del Viejo Continente.

Y, de esta forma, América Móvil se ha convertido en la quinta empresa de telecomunicaciones del mundo por valor bursátil, sólo adelantada por las estadounidense AT&T y Verizon, por Vodafone y por China Mobile.

Amortización de acciones

Para superar a Telefónica y ocupar esa quinta plaza, sin embargo, América Móvil ha recibido ayuda y ésta ha procedido nada menos que de la propia operadora española. El pasado jueves, Telefónica aún mantenía un holgado margen sobre la firma mexicana, con más de 2.000 millones de dólares de ventaja. Pero el viernes la perdió en un solo movimiento, el que supuso la comunicación al mercado de su amortización de acciones de autocartera y la consiguiente reducción de capital.

Telefónica amaneció ese día con 4.921 millones de acciones y se acostó con 4.773 millones. A los precios actuales, se le evaporaron 3.220 millones de dólares de capitalización en minutos, que permitieron el adelanto inmediato de América Móvil. El viernes, esta compañía ya fue la quinta del mundo de su sector, según los datos de capitalización bursátil de Bloomberg, y ayer mantuvo ese puesto.

Habrá que ver cuál es la evolución de las compañías a partir de ahora. En principio, Telefónica es una de las favoritas del sector para los analistas y la diferencia no es excesiva, pero América Móvil ha demostrado que lo puede hacer muy bien sin el aplauso de los grandes inversores y con el viento en contra.

¿Las claves?, la deuda y la rentabilidad

América Móvil tiene dos bazas a su favor que han hecho posible su escalada bursátil. La primera es la rentabilidad. Es cierto que la operadora sólo actúa en el negocio del móvil, de forma que no cuenta con el potente flujo de caja que reporta una actividad de telefonía fija, sobre todo en el país de origen, y que su mercado principal lo componen 14 países de Latinoamérica, pero aun así es una de las firmas más rentables del sector. Con 3,5 veces menos facturación que Deutsche Telekom, el año pasado consiguió superarla por beneficio neto.

La segunda baza es la deuda o, más bien, la inexistencia de pasivo. El endeudamiento de América Móvil asciende a 1.118 millones de euros, una nimiedad para los estándares del sector. Por ello, todo su potencial se refleja en la Bolsa, mientras que otras firmas, como Telefónica, tienen una tasación mucho más alta si se toma en cuenta el valor empresa -deuda más capitalización-, pero más reducida si se contabiliza sólo la evolución bursátil.