Inmobiliario

La banca endurece la financiación de la compra de Colonial

Las entidades Calyon, Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland y Eurohypo, que otorgaron un crédito a Colonial de 7.117 millones para financiar su expansión, negocian con la inmobiliaria los términos del préstamo ante la dificultad de sindicarlo.

Los principales ejecutivos de Colonial, la inmobiliaria presidida por Luis Portillo, se encuentran estos días en conversaciones con representantes de los cuatro bancos extranjeros que han formalizado, al cierre del trimestre pasado, un crédito sindicado por 7.117 millones de euros con la compañía española (Calyon, Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland y Eurohypo).

El cambio de ciclo en el sector inmobiliario español -se ha pasado de incrementos anuales en el precio de la vivienda superiores al 15% a no alcanzar el 10%- y la reciente caída brusca en Bolsa de las inmobiliarias españolas cotizadas, ha provocado una renegociación de las condiciones recogidas en la formalización de ese crédito. 'La banca internacional tiene ahora una mayor percepción de riesgo en el sector inmobiliario español', comentaron fuentes cercanas al consejo de administración de Colonial.

Según las mismas fuentes, los factores apuntados han activado las cláusulas recogidas en la firma de ese crédito. Sobre la financiación concedida por los cuatro bancos a Colonial descansan los cimientos sobre los que hoy se alza la inmobiliaria: Luis Portillo adquirió Inmocaral, compró Colonial, el 15% de FCC y Riofisa en poco más de un año.

COLONIAL 10,26 0,59%

Con el crédito concedido por Calyon, Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland y Eurohypo, Colonial pretende refinanciar su endeudamiento (que en la actualidad es de 7.006 millones de euros, lo que representa un ratio del 63,6% medido en términos de deuda sobre valor de los activos) y afrontar la opa sobre Riofisa (valorada en 2.000 millones de euros).

Colonial informó a la CNMV el mes pasado que parte de ese préstamo (700 millones de euros) sería cancelado tras una ampliación de capital prevista. Colonial indicó en ese comunicado a la CNMV que sólo el 10% de la deuda contratada a 31 de marzo de 2007 tiene garantía real.

'Una cláusula del préstamo contempla que si la sindicación no es completa, se cambian los términos de la misma', explicaron las fuentes consultadas. Así, los cuatro bancos extranjeros estarían encontrando problemas para sindicar el préstamo concedido a Colonial (hacer partícipes del préstamo a otras entidades bancarias). 'El problema no lo tiene Colonial', señalaron fuentes financieras consultadas, 'sino los bancos que no logran sindicar su préstamo'.

Las mismas fuentes indicaron que los cuatro bancos extranjeros cuentan con un plan de negocio ofrecido por Colonial para lograr el préstamo. El desplome bursátil reciente, la subida de tipos de interés y el comportamiento en la venta de inmuebles ha provocado mayores exigencias sobre ese plan de negocio. 'Tendremos que acelerar la venta de algunos activos', señalaron las fuentes consultadas. 'Con 100 millones de euros más de facturación estaría todo arreglado', aseguraron.

Inquietudes financieras sobre el sector

Las operaciones de fusiones y compra de compañías que marcaron el sector inmobiliario en 2006 despiertan ahora cierta inquietud entre las entidades financieras que posibilitaron con sus préstamos grandes operaciones como las compras de Colonial, Parquesol, Urbis o Fadesa. La subida de los tipos de interés en Europa, el menor crecimiento de los precios de la vivienda, el mayor tiempo empleado ahora en la venta de inmuebles y el reciente desplome bursátil de inmobiliarias españolas cotizadas han llamado la atención lógica de la banca.