Declaraciones

Solbes avanza que invertirá en Bolsa un 10% de la "hucha de las pensiones"

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, ha revelado en una entrevista a la Cadena SER, uno de los secretos mejor guardados de la ley del fondo de reserva, que el Gobierno remitió el pasado viernes al Congreso: qué porcentaje del fondo se podrá invertir en Bolsa. El ministro de Economía ha desvelado que alrededor de un 10% de la conocida como 'hucha de las pensiones' se invertirá en renta variable.

"La idea es un porcentaje del total, siempre será un porcentaje relativamente pequeño", ha explicado el vicepresidente, quien ha situado el porcentaje en "el entorno del 10% del total del fondo", lo que equivaldría hoy a unos 4.000 millones de euros.

Ese porcentaje queda lejos del de otros países, como Irlanda, Francia, Suecia o Noruega, que llegan a invertir en Bolsa un 40% de sus respectivos fondos de reserva.

Esta inversión "si se hace bien no tiene que provocar ningún temor", ha aseverado Solbes, quien ha explicado que la aplicación del fondo a Bolsa "se haría licitando entre distintas gestoras" para elegir a "aquéllas que ofrecen las mejores condiciones". Además, se haría la concesión durante un "periodo determinado", de forma que quienes lo hicieran bien, continuarían gestionando el fondo, y las que no, dejarían de hacerlo.

El "objetivo final es garantizar al máximo los rendimientos de ese fondo para ser utilizado en las pensiones contributivas", las únicas que se podrán pagar con la "hucha" de la Seguridad Social. "La renta fija es una opción, pero tampoco" se debe "despreciar que una parte del fondo esté en renta variable" cuando "tenemos muchos años por delante".

Crecimiento económico

Por otra parte, Solbes ha valorado positivamente la evolución de la economía española, pero ha añadido que "es indudable que crecimientos del 4% o el 4,1% no deberían durar de forma permanente, ni siquiera sería sano", ya que significarían una fuerte alza de la demanda interna con efectos en inflación y déficit exterior.

La economía española creció en el primer trimestre de este año a una tasa del 4,1% interanual, con un objetivo oficial para el conjunto del año de un crecimiento del 3,4%. No obstante, desde presidencia del gobierno se ha apuntado que la economía española puede crecer este año al menos un 3,8%.

En relación a la creciente contribución de la inmigración a la actividad económica del país, el responsable de Economía subrayó las múltiples oportunidades que este colectivo genera para el conjunto del mercado laboral a la vez que representa un factor de mayor productividad, consumo e inversión.

¢Los inmigrantes no sólo son el trabajo que ellos mismos directamente producen sino las alternativas que generan indirectamente¢, señaló.