Demografía

España supera los 45 millones de habitantes, con el 10% de extranjeros

España superó el año pasado la barrera de 45 millones de habitantes, según el avance del padrón publicado ayer por el INE. La llegada de inmigrantes en los últimos cinco años ha posibilitado un aumento de población de casi cinco millones en lo que va de siglo.

España supera los 45 millones de habitantes, con el 10% de extranjeros
España supera los 45 millones de habitantes, con el 10% de extranjeros

La incesante afluencia de extranjeros ha llevado a que la población residente en España supere por primera vez en la historia los 45 millones de habitantes, tal como anunció Cinco Días el 20 de marzo. Según el avance del padrón municipal publicado ayer por el INE, la población española apenas creció un 0,17% durante 2006, para quedar en 40.363.326 personas. Pero, en el mismo plazo, los extranjeros residentes aumentaron en 338.000, lo que eleva la población foránea a 4.482.568 personas.

Así las cosas, y fruto de la oleada de inmigración registrada en los últimos años, los extranjeros alcanzan ya el 10% de la población española (9,93%, a 1 de enero, que ya se habrá superado). Desde enero de 2000, la población ha pasado de 40,5 millones de personas a algo más de 45. Un efecto producido, casi en su totalidad, por la inmigración.

El grueso de los extranjeros residentes en España provienen de la Unión Europea. De los 1,7 millones registrados este año, casi 650.000 son ciudadanos de Rumanía y Bulgaria, los dos países que se adhirieron el 1 de enero de este año. El efecto estadístico de esta adhesión posibilita que la UE-27 pase a ser la primera fuente de población extranjera en España, superando incluso al conjunto de América.

Es especialmente significativo el avance en la llegada de rumanos (117.836, durante 2006), que acercan a este colectivo al de los marroquíes, que aún lideran la tabla de nacionalidades de procedencia (576.344, aunque en 2006 sólo llegaron 13.332).

En contra de la percepción que trasladan las tragedias de los cayucos que tratan de llegar a España, en la lista de 20 primeros países de procedencia de la población empadronada en España no aparece ningún país del África subsahariana.

Destaca también, en el ámbito de las nacionalidades, el retroceso de la población ecuatoriana en España, que cayó en casi 40.000 personas, quedando en 421.384. El cuarto país de procedencia es el Reino Unido, que avanza casi esos 40.000 habitantes. En términos relativos, la mayor subida proviene de Bolivia, con un 42% más de población en España.

Además de Madrid, todas las regiones mediterráneas superan el 13% de extranjeros, frente al 10% de media nacional: Baleares, Comunidad Valenciana, Murcia y Cataluña. El caso balear es especialmente notable: casi uno de cada cinco residentes son extranjeros, aunque en ese archipiélago la mayoría son alemanes o británicos.