China

Estados Unidos presiona con tomar medidas arancelarias si el yuan no se revaloriza

El Gobierno de Estados Unidos exigió ayer a China que vuelva a elevar el valor de su divisa, el yuan, ya que, a su juicio, está infravalorada, lo que otorga a las exportaciones chinas ventajas comparativas respecto a las ventas estadounidenses. Algunos políticos estadounidenses incluso han propuesto incluso medidas arancelarias que graven los productos procedentes de China si las autoridades del país mantienen su política actual.

La reacción de Washington se produjo como consecución de un nuevo récord negativo de la balanza comercial con china. El superávit comercial del país asiático se incrementó en mayo un 73% interanual, hasta los 22.500 millones de dólares (16.862 millones de euros), según informó ayer la Agencia de Aduanas de China.

Este incremento se ha producido por el alza de las exportaciones, que subieron un 28,7% en tasa interanual hasta los 94.000 millones de dólares (70.447 millones de euros), mientras que las importaciones se elevaron un 19,1%, hasta los 71.600 millones de dólares (53.656 millones de euros).

El yuan cuenta desde finales de mayo con una banda de fluctuación mayor, desde el 0,3% anterior al 0,5% actual, frente a una cesta de divisas, con el ánimo de adaptarse mejor a los intercambios comerciales internacionales. La ampliación de la banda servirá, según el gobierno chino, para que la divisa pueda apreciarse en los mercados mucho más de lo que hasta ahora podía hacerlo.

Sin embargo, Estados Unidos sigue sin notar diferencias. Es más, el déficit con China está creciendo más que nunca. Según el Departamento de Comercio el déficit comercial de EE UU se redujo un 6,2% en abril (último dato disponible), pero no ocurrió lo mismo en el caso de los intercambios de bienes y servicios con China, que alcanzaron cifras negativas nunca vistas.

De esta forma, el déficit comercial de Washington con Pekín aumentó un 12,3% en abril hasta los 19.400 millones de dólares, el mayor déficit desde enero. En lo que va de año, el déficit con China ha crecido un 11,9% y se ha situado en 232.600 millones de dólares. Es el mayor déficit comercial registrado con un solo país en la historia de Estados Unidos.