Negociación

Spanair se reúne con el comité oficial de huelga para hacer frente a los paros

La dirección de Spanair mantiene hoy una reunión con el comité oficial de huelga para hacer frente a los paros del verano anunciados por el Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Líneas Aéreas (Sitcpla).

Spanair confía en encontrar una solución antes de la fecha prevista para los paros y según la aerolínea, siempre ha habido negociaciones con el sindicato de tripulantes de cabina, ya que el diálogo con los trabajadores ha sido ininterrumpido.

Por su parte, el Sitcpla en Spanair ha destacado el incumplimiento sistemático por parte de la dirección de Spanair de los pactos y acuerdos alcanzados con los trabajadores, así como la excesiva jornada laboral, la falta de tripulantes de cabina (TCP) y la pérdida continuada de poder adquisitivo salarial. Esta situación ha llevado a los TCP afiliados al Sitcpla-Spanair a convocar jornadas de paros de 24 horas con carácter indefinido los próximos 25 de junio; 1, 9, 15 y 31 de julio; y correlativamente los días 1 y 15 y último día de cada mes a partir de agosto.

EL objetivo de Spanair es buscar una solución beneficiosa para ambas partes y evitar inconvenientes a los pasajeros que precisamente viajan durante la temporada alta.

Malestar de los pilotos

Por otra parte, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) y la Asociación Sindical de Pilotos de Aviación (ASPA) se reunirán la próxima semana con la dirección de la aerolínea. Spanair indicó que se trata de reuniones ¢habituales¢ y que ¢en ningún momento¢ han recibido avisos sobre una posible huelga de pilotos.

No obstante, fuentes del SEPLA destacaron que hay ¢bastante malestar¢, aunque todavía ¢no se puede confirmar que se produzcan huelgas¢. El sindicato explicó que Spanair mantenía una mesa de negociación con el SEPLA y ASPA para la puesta en marcha del cuarto convenio colectivo, pero se rompió después de que la aerolínea ¢incumpliera¢ el tercer convenio mientras negociaba con los pilotos.

El grupo SAS, propietario al 95% de Spanair, ha sufrido en estos últimos meses distintas huelgas de los trabajadores de sus filiales en Dinamarca y Suecia. No obstante, fuentes de la aerolínea presidida por Gonzalo Pascual señalaron que los empleados de las compañías de SAS presentan otro tipo de condiciones, diferentes a los de Spanair.