'Telecos'

La ruptura de PT con Telemar dilata la venta de Vivo a Telefónica

Las conversaciones se han terminado. Tras varios días de comunicados ambiguos y de intenciones no concretadas de opa, Portugal Telecom (PT) y la brasileña Telemar han puesto las cartas sobre la mesa. En sendos comunicados, la compañía lusa y la operadora de Brasil han reconocido que ha habido contactos, pero que no han fructificado.

'Portugal Telecom confirma que, a petición de su consejo de administración, restableció contactos preliminares con los accionistas de Telemar para analizar posibles oportunidades de negocio en el mercado brasileño', explicaba ayer la compañía en un comunicado a la Bolsa lusa. Inmediatamente, sin embargo, añadía: 'Portugal Telecom informa de que esos contactos han terminado'.

Recambio en Brasil

Esta ruptura tiene consecuencias más allá de las dos implicadas y la más afectada es Telefónica. La operadora española ha reiterado en numerosas ocasiones su deseo de comprar a Portugal Telecom el 50% que esta firma tiene en Vivo, la empresa de móvil brasileña que gestionan de forma conjunta.

A pesar de las declaraciones de Portugal Telecom de ayer en las que afirmaba su deseo de permanecer en Vivo, lo cierto es que las dos socias han estado negociando la salida de la portuguesa del capital. El problema es que Portugal Telecom no quiere abandonar Brasil, de forma que está buscando inversiones alternativas a las que pueda destinar el dinero que Telefónica le pagará por el 50% de Vivo y que algunos analistas cifran en 3.000 millones de euros. Telemar era la más firme candidata a convertirse en la alternativa de Portugal Telecom en Brasil. La ruptura de las negociaciones, por tanto, retrasa la posibilidad de que Telefónica se haga con su filial brasileña, aunque no se descarta que PT haga otro intento de comprar Telemar.