Estudio

El 60% de las casas alquiladas elude el fisco, según los técnicos de Hacienda

Seis de cada diez titulares de viviendas arrendadas no declara los ingresos que obtiene por este concepto al fisco, según un informe no oficial elaborado por la asociación Gestha, de técnicos de Hacienda. La cifra alcanzaría el millón de inmuebles.

El Cuerpo Especial de Gestión de la Hacienda Pública (Gestha) acaba de hacer público un informe en el que alerta del elevado número de viviendas alquiladas que se encuentran en la llamada economía sumergida (no paga impuestos).

El estudio efectuado por este colectivo (subinspectores de Hacienda) eleva a casi un millón los inmuebles opacos a Hacienda. El estudio parte del cruce de datos que dispone el Instituto Nacional de Estadística basado en el número de alquileres en España en 2004, y los que dispone la Agencia Tributaria sobre alquileres declarados en el IRPF. Del análisis se colige que en España había en ese año 1,6 millones de viviendas alquiladas, según el INE, y sólo poco menos de 600.000 las que reconocen los contribuyentes en sus declaraciones de renta. Ello indicaría que el 60,5% de las viviendas alquiladas queda fuera del control de Hacienda. En términos monetarios alcanzarían los 1.800 millones, según Gestha, distribuidos mayormente por Madrid y Levante. No obstante, hay que señalar que el estudio no tiene en cuenta que hay viviendas (las arrendadas por las empresas de alquiler) que no figuran en la estadística del IRPF y sí en la del INE. Además, tampoco se ha tenido en cuenta los contribuyentes que poseen más de una vivienda en alquiler. Esto hace presumir que el número real, aunque importante, puede ser inferior al de Gestha.

Desde el Ministerio de Hacienda, se insiste en que no hay cifras oficiales del número de viviendas en economía sumergida (por definición no se puede saber) y recalca que Gestha está inmersa en un conflicto de intereses con la cúpula de la Agencia Tributaria de la que pretende que los técnicos sean recalificados en una escala superior. No obstante, el Ministerio reconoce la necesidad de mejorar la lucha contra el fraude inmobiliario. Las últimas medidas adoptadas (obligación de incluir el NIF del propietario en todos los contratos de arrendamiento y de suministro de luz) han permitido que el número de declarantes de alquiler aumente un 15%.

Medidas antifraude

¦bull; Entre las propuestas de Gestha para atajar el fraude se encuentra una mayor delimitación de los derechos y obligaciones de inquilinos y propietarios en la Ley de Arrendamientos Urbanos. Hay más:

¦bull; Reducir de cuatro meses a 15 días el plazo para poder presentar una demanda de desahucio. Aumentar el número de juzgados que llevan juicios rápidos.

¦bull; Reorganización de los equipos de inspectores dedicados al sector inmobiliario. Habilitar a los 8.000 técnicos de Hacienda para que asuman mayores responsabilidades.