Mercados

Las bolsa chinas acumulan una caída del 15% en menos de una semana

Las dos bolsas chinas, Shanghai y Shenzhen, han cerrado hoy con una de las mayores caídas de su historia, confirmando una tendencia a la baja marcada por la medida gubernamental, de la semana pasada, para enfriar el mercado mediante un aumento del impuesto sobre el comercio de acciones.

Mientras el índice general de Shanghai (acciones convertibles y no convertibles) experimentó una caída de 330,3 puntos en un solo día, un 8,26%, la mayor desde el "martes negro" del pasado 27 de febrero, el índice de Shenzhen cayó un 7,76%, en 964,23 enteros.

Numerosos inversores se apresuraron a vender hoy sus títulos, en un ambiente marcado por el miedo a que las autoridades chinas puedan estar preparando nuevas medidas de intervención en su recalentado mercado de valores, lo que ha provocado uno de los desplomes más fuertes vividos por ambas bolsas.

El índice general de Shanghai, que hasta la entrada en vigor de la medida oficial, el día 30, había acumulado sucesivos máximos históricos (el último el día 29, un cierre en 4.335,18 puntos), cerró así hoy en 3.670,40 enteros, tras llegar a tocar los 3.659,09 y no haber superado los 3.987,27 en todo el día.

En Shenzhen, cuyo máximo hasta la fecha, también marcado el pasado día 29, está en 13.456,60 puntos, el índice general cerró esta tarde en 11.468,46 enteros, tras vivir un desplome del 7,76% desde su cierre del viernes.

La nueva caída experimentada hoy viene desencadenada por la medida del Ministerio de Finanzas, que triplicó el coste impositivo de las transacciones de valores, lo que provocó que la semana pasada la capitalización conjunta de ambas bolsas descendiera en un 5%, entre el 25 de mayo y el 1 de junio.

El pasado miércoles, cuando se puso en marcha la subida de los impuestos a las transacciones bursátiles (de forma sorprendente, porque el ministerio lo había negado seis días antes), ambas bolsas

también registraron fuertes caídas, de un 6,95 por ciento Shanghai y un 6,56% Shenzhen.

El día 31 las dos bolsas parecieron recuperarse de su desplome, y cerraron con leves ganancias, pero el viernes pasado, ante el temor de nuevas medidas gubernamentales, hubo de nuevo fuertes caídas, de un 2,65 y un 3,92%, respectivamente, marcando una tendencia que se ha confirmado hoy.