Desinversión

Ferrovial pone en venta las actividades inmobiliarias de BAA

BAA, grupo británico de aeropuertos controlado por Ferrovial, ha iniciado el proceso de venta de sus actividades inmobiliarias, su filial BAA Lynton y la participación del 50% que tiene en el fondo Airport Property Partnership (APP), por 1.800 millones según fuentes de BAA y del grupo de construcción.

La venta de estas actividades podría reportar a la compañía unos 1.800 millones de euros, según publica 'The Times', aunque el importe final dependerá de los que los potenciales compradores estén dispuestos a ofrecer. Estos recursos podrían destinarse a sufragar parte de la deuda que Ferrovial y sus socios suscribieron para hacerse con BAA hace ahora casi un año por unos 14.600 millones de euros.

Por otra parte, la venta se ha encargado a Morgan Stanley y constituirá la mayor operación de transacción de activos inmobiliarios industriales en Gran Bretaña desde hace más de un año.

BAA Lynton es la filial de activos inmobiliarios comerciales del grupo de aeropuertos, mientras que APP es una 'joint venture' participada al 50% por BAA y el fondo Morley Fund Management que ostenta la titularidad de almacenes y oficinas en los alrededores de varios aeropuertos británicos, el 80% de ellos en los alrededores del aeropuerto de Heathrow de Londres.

Según 'The Times', esta firma acumula una deuda de unos 600 millones de euros. No obstante, el periódico británico señala que dos de las mayores promotores de activos industriales del país (Segro y Brixton) han mostrado ya su interés por estos activos, y señala a Macquarie Goodman como otro eventual comprador.

Venta de aeropuertos

La operación se enmarca en la estrategia emprendida por Ferrovial y sus socios en BAA cuando se hicieron con el control de este grupo de aeropuertos que pasa por vender toda actividad ajena a la gestión de aeropuertos en Reino Unido.

Así, en la actualidad, el grupo también tiene pendiente de venta aeropuertos en Australia y en Italia, tras cerrar en los últimos meses la desinversión de sus participaciones en los de Sydney (un 20,9% por 607 millones de euros), la de Bristol (el 50% por 148 millones) y la de Budapest (el 75% por 1.924 millones).

En concreto, BAA tiene en Australia el 19,8% del capital del aeródromo de Melbourne, otro 19,8% del de Launceston, un 15% de Perth y el 10% de Northern Territories, sociedad que, a su vez, tiene los aeropuertos de Darwin, Alice Springs y Tennant Creek. En Italia, cuenta con una participación del 65% en el aeropuerto internacional de Napoles.