Mercados

El S&P 500 se atraganta al rozar los niveles máximos de 2000

El S&P 500 estaba a un paso de unirse al selecto club de Bolsas que ha logrado situarse en cotas históricas. Sin embargo, ayer cayó el 1%, y la meta queda más lejana.Un objetivo que el Ibex ya conquistó en septiembre de 2006 al convertirse en el primer gran índice en superar los niveles máximos de la burbuja tecnológica. El Dow Jones tardó un mes más en sumarse a esa lista restringida.

La confianza de los inversores en la renta variable persiste. La enorme cantidad de dinero disponible para la inversión, la oleada de movimientos empresariales que afecta a todo tipo de sectores, la buena evolución de los resultados empresariales y la falta de alternativas han permitido que la tendencia alcista en las Bolsas persista este año, dejando a los principales índices a un paso de las cotas históricas. En Europa el Dax está a un 4,7% de conseguirlo y el Footsie a un 3,5%, mientras que en EE UU el S&P 500 lleva semanas a escasos puntos de lograrlo.

El Ibex inauguró la conquista de máximos el pasado mes de septiembre cuando logró situarse por encima de los niveles a los que cotizaba en marzo de 2000. Una hazaña a la que contribuyó de forma decisiva su composición. El peso de las eléctricas, inmobiliarias y constructoras en el índice, motores del mercado en 2006 gracias a la sucesión de movimientos empresariales que vivieron, resultó decisivo. Esta misma semana el Ibex volvió a pulverizar el récord al romper los 15.200 aunque ayer remitió el 0,85%.

En EE UU, el Dow Jones pudo superar los niveles previos al estallido de la burbuja tecnológica en octubre de 2006 y desde entonces también ha entrado en una espiral alcista. La sucesión de máximos se ha visto interrumpida esta semana aunque el índice sigue a un paso del récord. Ayer cayó un 0,62% hasta 13.441,1 puntos, aún muy cerca del máximo de 13.556,6 puntos del pasado viernes, sesión que puso fin a siete semanas consecutivas de ganancias.

El S&P 500 también tiene ganas de hacer historia y lleva semanas coqueteando con los máximos. Ayer tampoco pudo ser y la caída del 0,97% le alejó de este objetivo. Cerró en 1.507,5 puntos frente a los 1527,45 puntos a los que concluyó el 24 de abril de 2000.

'La aceleración de resultados se está trasladando a las empresas del Nasdaq y eso también debería favorecer de forma indirecta al S&P 500', comenta Jordi Falgueras, de Gaesco Bolsa. 'La rotura de máximos debería venir por el apoyo del sector tecnológico, las telecos y el sector farmacéutico', añadió este experto. Algo que no ocurrió en la sesión de ayer.

El Nasdaq perdió un 1,52% y aún le faltaría por subir casi un 100% para alcanzar el récord de 2000. El final de los noventa supuso el auge desmesurado y posterior declive de empresas de internet y tecnología. Batacazo del que aún no se ha recuperado.

La temporada de resultados ha traído sorpresas positivas, aunque algunas alertas sobre resultados como las que llegaron de empresas Network Appliance o Computer Associates ayudaron poco ayer. En cualquier caso las cifras son buenas en general. 'El mercado esperaba un crecimiento de beneficios cercano al 3% cuando al final está casi en el 10% en términos medios sin ponderar. Por lo tanto aún está por encima de las variaciones históricas medias de los últimos 25 años, de entre el 7% y el 8%', comenta Jordi Falgueras.

Europa, entretanto, también se está beneficiando de la recuperación económica de la región. Una situación que ha beneficiado en especial a Alemania este ejercicio. El Dax sube el 16,8% en lo que va de año y se encuentra ya a tan sólo un 4,7% del máximo de 2000. El Footsie, menos beneficiado este ejercicio -sube el 5,5%- está a tan sólo un 3,5%. Más lejos quedan el Euro Stoxx, a un 22,7% del récord, y el Cac, a un 14,4%, aunque los expertos comentan que Francia se perfila como una de las Bolsas con más potencial, a la espera de ver los efectos del reciente cambio de gobierno.

Avances a trompicones

La composición del Ibex fue uno de los motivos que permitió a la Bolsa española romper máximos antes que ningún otro gran índice el pasado ejercicio. Una característica que ahora se pone en su contra al impedir que mantenga un sesgo alcista limpio como el resto de índices.

'El Ibex supera máximos pero sin una continuidad clara. Santander, BBVA y Telefónica han encontrado resistencias claras y mientras no las rompan es difícil avanzar. Los mercados van haciendo avances y retrocesos pero en la Bolsa española los avances no son excesivamente fuertes y los retrocesos sí. Si ahora vuelve una corrección nos podemos ir fácilmente a los 14.500 puntos otra vez', comenta Nicolás López, de M&G Valores.

El retroceso del Ibex ayer se debió fundamentalmente a la debilidad de los tres grandes valores. Muchos expertos, no obstante, consideran que ofrecen las valoraciones más atractivas del mercado. La gran pregunta es si conseguirán remontar o no. Entretanto, el Ibex es el índice más volátil de la región este año aunque ya se ha recuperado del bache de abril.