Aerolíneas

Iberia aplaza la apertura de sus cuentas a TPG y British Airways

El consejo de Iberia no quiere demostrar inquietud. Ayer dio por recibida la información sobre la composición del consorcio que lidera TPG y que quiere pujar por el 100% de la compañía, pero ha pospuesto su decisión de abrir sus libros a una próxima reunión.

Las cosas de palacio van despacio. El máximo órgano de administración de Iberia ha decidido que se toma las cosas con tranquilidad y estudiará en profundidad la comunicación del consorcio liderado por el fondo estadounidense Texas Pacific Group (TPG) en una sesión que celebrará 'próximamente'. Esta solución ha sido comunicada mediante un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consejo había convocada para ayer una reunión ordinaria, cuyo orden del día se vio alterado de alguna manera, tras haber tenido conocimiento el miércoles de una comunicación en la que se le informaba de la composición de un consorcio comprador organizado a partir de TPG e integrado por British Airways, Vista Capital, Inversiones Ibersuizas y Quercus Equity.

El grupo informó a la aerolínea de que sus componentes habían alcanzado un acuerdo para trabajar 'conjuntamente, sobre una base de exclusividad' y durante seis meses, sobre la posibilidad de plantear una oferta formal por las acciones de Iberia. Asimismo, el consorcio comunicó su interés en comenzar a analizar 'lo antes posible' la información solicitada por TPG sobre la compañía en fechas anteriores.

El aplazamiento decidido ayer por el consejo ha sido interpretado por distintos observadores como un toque de atención al grupo ofertante y a otros que pudieran formarse. Los vendedores habrían advertido sobre 'la ausencia de cualquier obligación o urgencia de vender sus participaciones', si no existe una oferta que les convenza, tanto en el precio como en el proyecto de futuro y composición del nuevo accionariado.

Derecho de tanteo

La posibilidad de que los socios nacionales del núcleo duro de Iberia ejerzan su derecho de tanteo ante la confirmación de cualquier oferta de compra, o de que puedan articular un consorcio comprador alternativo, parece cada vez más verosímil.

En medio de esta situación, el presidente del BBVA, Francisco González, aseguró ayer que la vocación del banco no es tener participaciones industriales, por lo que dejó abierta la posibilidad de desinvertir cualquiera de estas posiciones.

Durante la presentación del Plan Estratégico de Innovación y Transformación del grupo, González puntualizó que 'no es nuestra vocación tener participaciones industriales', si bien no aclaró qué participaciones podrían estar a la venta. Tampoco expresó la posición oficial del banco sobre el futuro de su participación del 7,3% que posee en Iberia, si bien este paquete accionarial podría estar disponible para su venta.

La operación lanzada por TPG, British y los fondos españoles contempla el mantenimiento del 10% por la compañía británica, y el 39% restante del tramo internacional en manos de TPG, hasta alcanzar el 49% de Iberia.

En cuanto a los tres fondos españoles que controlarán el 51 % restante y gracias a ello se mantendrá la 'españolidad' de la compañía, Vista Capital aspira a tener entre el 20% y el 30 % de la misma, repartiéndose el resto entre los otros dos.

Felipe Benjumea, nuevo consejero

El consejo de Iberia aprobó ayer proponer a la junta de accionistas que se celebrará el 30 de mayo, el nombramiento como consejero independiente de Felipe Benjumea Llorente, presidente de Abengoa. El nombramiento se interpreta como una manera de introducir en el órgano de administración de la compañía una voz que pueda argumentar en favor de los intereses generales españoles en un consejo que en los próximos meses tienen que tomar decisiones en la que otros miembros representan los intereses de accionistas y están condenados a ser juez y parte interesada. El nuevo consejero es, en la actualidad, presidente ejecutivo de Abengoa, consejero de la Compañía Operadora del Mercado Español de la Electricidad (OMEL) y del Consejo Español de la Energía. Ha formado parte de los consejos de administración de Papelera Española (1987-1995), de Thyssen Industrie (1989-1993), de Hispano Inmobiliaria de Gestión (1989-1998) y del Banco Santander Central Hispano (1990-2002).