Nombramiento

Sarkozy designa a Borloo y Bertrand para dirigir las reformas económicas en Francia

Nicolas Sarkozy dio el viernes un paso más como presidente de Francia con el nombramiento del Gobierno al completo. Tal y como estaba previsto, el Ejecutivo estará formado por 15 ministros (dirigidos por François Fillon), lo que supone un neto adelgazamiento de la maquinaria pública, que hasta ahora contaba con cerca de 30 miembros. En una hábil maniobra política, Sarkozy se ha rodeado de fieles en los principales puestos que aplicarán las reformas de su programa político, empezando por las tareas económicas, las más acuciantes.

Jean Louis Borloo, uno de los pocos políticos populares, ministro saliente de Empleo del anterior primer ministro, Dominique de Villepin y último en unirse a la causa sarkozista, ha sido recompensado con Economía, una de los pilares del nuevo Ejecutivo. La cartera de empleo recae en Xavier Bertrand, portavoz de Sarkozy durante la campaña, que deberá aplicar las promesas reformistas de Sarkozy, como la introducción de un servicio mínimo, la creación de un contrato de trabajo único y la reforma de los regímenes especiales de pensiones de algunos colectivos públicos, intocables hasta ahora.

Pero el golpe maestro ha sido sin duda el nombramiento del socialista Bernard Kouchner como ministro de Asuntos Exteriores, cuyo nombramiento le valió el viernes su expulsión automática del Partido Socialista.