æscaron;ltima

La bombona de butano cumple sus 50 años mirando al futuro

La bombona de butano cumple sus 50 años mirando al futuro
La bombona de butano cumple sus 50 años mirando al futuro

La Unión Soviética lanzaba el cohete Sputnik al espacio; Seat, el popular Seiscientos y los conductores españoles comenzaron a avistar en el horizonte la silueta del toro de Osborne. Corría el año 1957 y en medio de un país que decía adiós a la posguerra y estaba a punto de encaminarse por la senda del desarrollo económico, un recipiente naranja, la familiar bombona de butano, irrumpió en los hogares sustituyendo al frío y las incomodidades del queroseno, el carbón y la leña.

El butano, la marca más emblemática de Repsol, que ha dado lugar a un color reconocido popularmente, acaba de cumplir medio siglo. Y Repsol, dentro de los actos organizados para conmemorar el evento, apagó hace algunas semanas 50 velas en una celebración que reunió en Madrid a 1.200 distribuidores de su red comercial, además de otros personajes públicos, como José María Íñigo, que también nació al periodismo al tiempo que la bombona de butano. Un hidrocarburo gaseoso que dentro del recipiente está licuado con un volumen 250 veces inferior al vaporizado.

En la reunión se recordó que el butano envasado fue durante muchos años 'sinónimo de confort y progreso'; se aludió a la leyenda del repartidor de butano y, sobre todo, a cómo Repsol se ha tenido que adaptar a la dura competencia de los nuevos sistemas energéticos (como el gas natural canalizado) y la progresiva liberalización del mercado. En la década de los setenta la bombona estaba presente en la mayor parte de los hogares y dio comienzo la venta a granel. Ya en la de los ochenta, la competencia empujó a Repsol a desarrollar la canalización de este gas y a aplicar al automóvil los GLP (mezclas comerciales de gases licuados del petróleo, que incluyen también al propano). La compañía originaria y pionera, Butano SA, se integró en Repsol en 1987, transformándose en Repsol Butano.

Repsol Butano busca oportunidades en países en desarrollo, ofrecer mejor calidad y servicio a sus clientes y entrar en negocios complementarios

La moda impuso también una estilización y la bombona pasó a partir de esos años de 12,5 kilos a 6 kilos. También la competencia llevó a la compañía española a explorar nuevos horizontes. Así, en la actualidad es líder del mercado en España y Latinoamérica, donde es primer operador en Argentina, Ecuador, Perú y Chile. Además está presente en Francia, Portugal, Marruecos, Bolivia y Brasil. En total, 10 millones de clientes de envasado, 800.000 de GLP a granel y medio millón en gas canalizado.

Los retos de futuro están ahí y así lo reconocen sus responsables, que ya tienen marcado la hoja de ruta. æpermil;sta se centra en aprovechar la oportunidad que ofrecen los países del centro y sur de América y el norte de África, y allí donde los mercados son maduros, como en Europa, la estrategia se centra en cuatro puntos. Por un lado, mejorar la gestión y ofrecer a los clientes mayor calidad en producto y servicios; incrementar los márgenes con nuevos negocios compatibles (automóvil, complemento a la energía solar o aprovechar la red comercial para distribuir nuevos productos).

Por último, ademas de la expansión en nuevos mercados, el objetivo es participar en el negocio de separación de líquidos de los proyectos integrados de GNL o el negocio del arbitraje de mercados (trader global).