Relevará al 'Hubble'

La NASA prepara el mejor telescopio de la historia

El telescopio espacial James Webb será la próxima maravilla de la astronomía y a menor costo que el Hubble, según han asegurado este jueves los expertos de la NASA. El observatorio "obtendrá imágenes desconocidas" sobre la formación de las galaxias y responderá muchos interrogantes sobre el origen del universo y la humanidad, según han indicado los técnicos, en una conferencia de prensa para presentar una maqueta del telescopio a escala real.

El James Webb sustituirá al Hubble, el instrumento científico más productivo que se haya construido jamás y que ha ayudado a los astrónomos a perfeccionar sus conocimientos sobre el Universo. La recreación ha sido presentada a los periodistas en el National Mall de Washington.

El observatorio, que pesa 6.500 kilos, será lanzado en 2013 y su misión consistirá en obtener imágenes de la formación, hace miles de millones de años, de las primeras estrellas y galaxias.

Unos 4.500 millones de dólares

Edward Weiler, administrador asociado de la NASA, ha indicado que este observatorio espacial supondrá a la agencia espacial estadounidense un gasto total cercano a los 4.500 millones de dólares.

"¿Merece la pena destinar todo ese presupuesto a este telescopio?", ha inquirido Weiler a los presentes, a lo que él mismo ha contestado: "¿Mereció la pena construir el Hubble?".

"El Hubble causó un gasto de más de 1.500 millones de dólares de aquella época, lo que serían cerca de 8.000 millones al precio de hoy día; el proyecto nos costará la mitad y su capacidad será entre 10 y 100 veces mayor, así que yo creo que merece la pena", ha argumentado Weiler.

Aportará nuevas revelaciones

Además, los expertos sostienen que aportará nuevas revelaciones sobre los entresijos de los sistemas solares, incluido el nuestro, y sobre la composición molecular de las atmósferas de "planetas extrasolares".

Matt Mountain, director del Instituto de las Ciencias Telescópicas Espaciales de Baltimore, ha comentado durante la presentación que el James Webb aportará respuestas a grandes dudas de la humanidad, tales como: "¿Estamos solos en el universo?", o "¿de qué modo llegamos hasta aquí?".

"Vivimos una época de renacimiento científico, es increíble comprobar cómo ha cambiado el mundo en los últimos 17 años desde que el Hubble fue lanzado; ahora conocemos, por ejemplo, la edad y la extensión del Universo cuando antes nos limitábamos a saber cuántos planetas había en nuestro sistema solar", ha explicado Mountain.

Martin Mohan, director del programa del nuevo observatorio, ha señalado que su espejo principal, que será el más grande jamás lanzado al espacio, mide 6,5 metros y está compuesto por 18 segmentos de un metal especial -berilio- en forma hexagonal.

Un espejo nueve veces mayor y la mitad de ligero

El tamaño de este espejo es nueve veces más grande que el del Hubble y, además, pesa la mitad. Asimismo, el escudo solar de cinco capas que lleva incorporado mantendrá el observatorio a una temperatura aproximada de 225 grados bajo cero.

Este frío permitirá al telescopio, que será instalado a más de un millón y medio de kilómetros de la órbita de la Tierra, obtener imágenes de objetos muy lejanos a través de longitudes de onda infrarroja gracias a los instrumentos que portará en su interior.

æpermil;stos lo componen una cámara de "casi infrarrojos", un espectrógrafo de "casi infrarrojos", otra cámara de "medio infrarrojos", y un sensor de navegación que incorpora un módulo de filtro ajustable "que convierte las señales de luz en señales eléctricas a partir de las que creamos las imágenes", ha precisado el encargado de este programa espacial.

"El telescopio debe ser lo suficientemente estable para lograr una longitud de onda de 15 nanómetros o de lo contrario, las texturas que se obtengan serán borrosas o confusas", ha agregado.

Se espera que el nuevo observatorio espacial de la NASA inicie su misión seis meses después de que ocupe su órbita. Las autoridades de la NASA han previsto que el telescopio tenga una vida útil de al menos diez años.