Inversión

La rentabilidad de los hoteles cae un 16% en cuatro años

El encarecimiento del suelo de las ciudades europeas ha traído mayores costes y una merma de los márgenes en los hoteles hasta de un 16%. En España, las compras de establecimientos se han dado en la costa, aunque se espera que este año la actividad se traslade a las ciudades. Los principales compradores son promotores inmobiliarios.

El sector hotelero español sigue la tendencia europea. El precio del suelo continúa disparándose lo que provoca que el hotelero se separe de la propiedad y deje que sea el inversor (un promotor inmobiliario, normalmente) el que se ocupe de la compra del inmueble.

Un estudio realizado por Christie+ Co refleja que el elevado coste del suelo está provocando un aumento de los costes en la puesta en marcha de un hotel, lo que se ha traducido en una reducción de la rentabilidad en alrededor de un 16% en los últimos cuatros años. 'En España se han dado las principales operaciones de compra de inmuebles en Baleares, la costa andaluza y Canarias', cita el informe. Un ejemplo es la venta reciente de los hoteles Accor en Baleares, por más de 130 millones de euros.

La oferta hotelera en España ha aumentado un 28% en estos cuatro años, creándose un total de 1.496 establecimientos nuevos. 'Para este año, se espera que se activen más compras de hoteles en destinos urbanos, sobre todo, porque es en estos lugares donde existen fondos de inversión internacionales que buscan invertir en capitales españolas a fin de diversificar su negocio y riesgo', dice Sabina Bofill, autora del estudio.

Gestión hotelera

Un ejemplo es el hotel W, diseñado por el arquitecto Ricardo Bofill en la Nova Bocana del Puerto de Barcelona, que será gestionado por la cadena Starwood Hotels & Resorts.

La mayoría de las adquisiciones de hoteles vendrán de la mano de promotores inmobiliarios, o compañías financieras. Sin embargo, estos activos serán gestionados por las empresas hoteleras. También se prevé que sean las cadenas extranjeras las que tomen mayor protagonismo en esta explotación, dado a que las empresas locales van dirigiendo su estrategia hacia otros mercados internacionales.

Otra de las tendencias del sector es la eclosión de hoteles de bajo coste en el centro de las ciudades, 'donde las cadenas tienen una gran oportunidad de negocio', explica Bofill.

Mejor ocupación en Madrid y Valencia

Sólo los hoteles de Madrid y Valencia presentaron mejores resultados en el primer trimestre del año, comparándolos con el mismo periodo de 2006, según MHI Hotel.

Tanto su ocupación como el precio medio y el revpar (ingresos por habitación) son mayores que hace un año.

La mejora de los ingresos en los establecimientos de Madrid fue del 6,5%, mientras que en los de Valencia aumentaron un 17%.

Por el contrario, en los hoteles de Sevilla, los ingresos cayeron casi el 18% en ese mismo periodo, mientras que en los de Barcelona esa desviación fue del 13% en los de lujo, y un 7% en los de categoría estándar, debido al retroceso de la demanda.

Sólo en el mes de marzo, los hoteles de Sevilla y los de Barcelona fueron los únicos que presentaron una caída en sus tasas medías de ocupación, a pesar de que las tres categorías superaron la cota del 70%.