Moda

La colección de Kate Moss llena Topshop de nuevos clientes

La primera colección de ropa de la modelo Kate Moss salió ayer a la venta en la cadena británica Topshop, propiedad del multimillonario Philip Green. Medio millar de personas hacía cola desde la noche del lunes para poder adquirir alguno de los diseños de la modelo en la tienda de la londinense Oxford Street.

La colección incluye artículos desde 12 libras (18 euros) hasta 200 libras (300 euros) y ha sido realizada en colaboración con Green cuyo grupo de distribución Arcadia incluye cadenas como Topshop, Topman y Dorothy Perkins. El lanzamiento ha ido acompañado de una fuerte campaña publicitaria en periódicos, revistas y televisión.

Topshop pretende así emular a otros distribuidores que han atraído a más clientes con colecciones realizadas por famosos y artistas. La sueca Hennes & Mauritz ha contado entre sus diseñadores con Karl Lagerfeld o Stella McCartney. El pasado 22 de marzo lanzó la colección de Madonna, que ha supuesto un impacto muy positivo en las ventas del grupo. La española Mango acaba de presentar la de Mila Jojovich.

Las puertas del establecimiento londinense se abrieron a las 8:03 horas de la mañana de ayer para dar paso a los 25 primeros clientes a través de un corredor formado por 16 personas de seguridad hasta lo alto de una escalera mecánica. Los compradores recibieron una pulsera y tenían 20 minutos para seleccionar un máximo de cinco artículos a comprar.

'Me encanta su estilo, es muy cool', decía Susi Simpson, de 22 años, mientras era conducida al exterior por una persona de seguridad al haber transcurrido el tiempo permitido de compra. 'Me entró el pánico en la tienda', señaló, mientras agitaba un vestido de flores que había comprado.

'Nos habríamos llevado más cosas, pero ha sido imposible', señalaba la veinteañera Charlotte Evans, que había viajado desde Swansea, en el sur de Gales, con su amiga Laura Jones. Cada una había gastado 400 libras en complementos, incluido el vestido negro que Moss llevaba en la portada del Vogue del mes pasado.

Kate Moss, que tiene una fortuna estimada de 45 millones de libras, ha cobrado tres millones de libras por hacer la colección. Se espera que el mes que viene se lance al mercado la línea de verano, que se comercializará en las 225 tiendas británicas y las 45 franquicias que tiene Topshop en el mundo. En 2005 Moss fue retirada de la campaña de H&M tras haber sido fotografiada esnifando cocaína. Sólo un año después fue fichada por Green.