Conmoción

Dimite el primer ejecutivo de BP tras autorizar un juez a revelar su vida privada

Conmoción en la británica BP. El consejero delegado de la segunda petrolera europea, John Browne, dimitió ayer tras conocer que los jueces han dado la razón a varios periódicos en la publicación de un escándalo sobre una relación privada.

El Tribunal Supremo británico da vía libre al Daily Mail, al Mail on Sunday y al Evening Standard para publicar detalles de la relación con el canadiense Jeff Chevalier quien aseguró que le mantenía con 'recursos' de BP, según la sentencia.

Chevalier, con quien Browne tuvo una relación de cuatro años, también contó que compartió con él información confidencial de la petrolera como, por ejemplo, documentos de la empresa o datos de sus conversaciones con el primer ministro, Tony Blair o con el ministro de Finanzas, Gordon Brown.

El ya ex consejero delegado de BP 'eligió mentir' al tribunal deliberadamente sobre esa relación privada, dice la sentencia. Aunque matiza que luego pidió disculpas.

'En mis 41 años en BP he mantenido mi vida privada separada de la profesional', dijo Browne en un comunicado y añadió que 'siempre he considerado mi sexualidad como un asunto personal, de ámbito privado'. El ejecutivo será reemplazado por su ya nombrado sucesor Tony Hayward. BP no deberá pagarle el bono de 15,5 millones de euros.