Acuerdo

La navarra Cemitec verificará la calidad de todo el biodiésel vendido en España

La compañía navarra Cemitec comprobará la calidad de todo el biodiésel vendido en España, tras el acuerdo firmado con la Asociación de Empresas Productoras de Energías Renovables. La firma realizará un estudio, durante un año, sobre una muestra representativa de gasolineras que venden este tipo de combustible en sus tres presentaciones más habituales: B10 (diésel mezclado con un 10% de biodiésel); B20 (mezcla del 20%) y B100 (biodiésel puro). En cada una de las estaciones suministradoras se tomarán muestras quincenales y ser realizarán informes trimestrales con los resultados obtenidos.

El biodiésel se ha convertido en uno de los protagonistas de los carburantes del futuro, gracias a las inversiones millonarias en plantas para asegurar su producción. Entre los proyectos más recientes destaca el impulsado por el grupo aragonés Horcona, que invertirá 200 millones de euros hasta 2009 en fábricas ubicadas en diferentes puntos del territorio nacional. Según las previsiones establecidas por la Comisión Europea, en 2010 los biocarburantes deben representar el 10% del combustible empleado en el sector del transporte. Además, la tendencia mundial a reducir las emisiones contaminantes está impulsando notablemente las inversiones sobre los nuevos combustibles limpios. En este contexto, el biodiésel es uno de los preferidos, ya que es renovable, no contiene azufre y se puede usar sólo o mezclado con gasoil en vehículo motor diésel. El uso del biodiésel como combustible en automoción reduce en un 99% el óxido de azufre, el 63% de hidrocarburos inquemados, el 22% de monóxido de carbono, el 90% de emisiones CO2 y el 52% de partículas en suspensión.