Resultados

Orange se frena en seco y pierde clientes de móvil

No ha sido un buen trimestre para Orange en España. La operadora ha sufrido por primera vez en su historia una caída de clientes en telefonía móvil, mientras que en telefonía fija lo que se reducen son las ventas.

Es el tercer operador del mercado español de móvil y hasta ahora se ha caracterizado por el crecimiento -en mayor o menor medida, según las épocas-, con el objetivo de recuperar el terreno perdido con respecto a sus dos grandes rivales. Pero en el primer trimestre se ha topado con un muro. Su nombre es Euskaltel y ha provocado la primera caída de la historia en número de clientes de Orange, la filial celular de France Télécom España, que hasta hace muy pocas fechas llevaba el nombre de Amena.

Y es que ni el cambio de imagen corporativa ni la campaña de publicidad que lo ha acompañado ha logrado superar el efecto del conflicto con Euskaltel. Orange asegura que ha retenido el 46% de los usuarios que estaban en litigio en el País Vasco, pero el 54% que se ha ido con Euskaltel tras la ruptura entre ambas y la alianza del operador vasco con Vodafone ha sido suficiente.

Orange cerró el trimestre con 11,058 millones de usuarios, 56.000 menos de los que tenía al final de 2006, según los datos facilitados ayer por France Télécom. Si se descuentan las migraciones a Euskaltel, Orange hubiera ganado 153.000 clientes en el trimestre. Eso sí, como la facturación se mide con respecto al mismo periodo del año anterior, el primer trimestre de 2006, las cifras presentan un aumento, aunque ligero, del 2,3%. Con 821 millones de euros de ventas, España se sitúa como la tercera filial celular por importancia de France Télécom, después de Francia y Reino Unido.

La firma española cerró el trimestre con 681.000 clientes de ADSL

También ha sido positiva la evolución de los usuarios de UMTS, que han pasado de 422.000 a cierre de 2006 a los 695.000 actuales.

En telefonía fija la situación es la contraria que en móvil. Los ingresos caen un 4,6%, pero es debido a las conexiones de banda estrecha. En ADSL, Orange gana abonados y llega a 681.000 líneas de banda ancha al cierre del trimestre, tras sumar 41.000 clientes, algo menos que en los últimos tres meses de 2006.

A escala mundial, France Télécom dio ayer una buena noticia al mercado, con un alza de ventas trimestrales del 1,8% totalmente imprevista. Fue gracias a la telefonía móvil, pero su responsable, Sanjiv Ahuja, será relevado y sustituido por Olaf Swantee, procedente de HP.