Retribuciones

Sáenz ganó 8,1 millones el pasado año, el doble que Botín

El presidente de Santander, Emilio Botín, percibió el pasado año 3,46 millones de euros, y el consejero delegado, Alfredo Sáenz, 8,1 millones. Estas cifras pasarán a ser de 3,8 millones y de 9 millones, respectivamente, este año, ya que por primera vez el banco anticipa sus sueldos.

Sáenz ganó 8,1 millones el pasado año, el doble que botín
Sáenz ganó 8,1 millones el pasado año, el doble que botín

Segundo. El consejero delegado de Santander, Alfredo Sáenz, ha descendido este año un puesto y se coloca como el segundo ejecutivo mejor pagado de España. En 2006, cobró 8,1 millones de euros, un 12,99% más que el año anterior.

El presidente de BBVA, Francisco González, superó esta retribución al percibir 9,78 millones debido a la bonificación extraordinaria percibida por la consecución del plan estratégico trienal.

El ejecutivo de Santander, volverá a conseguir la primera posición este año, ya que el próximo enero cobrará, como gran parte de los directivos del banco, un bonus extra correspondiente por cumplimiento de objetivos.

SANTANDER 2,82 2,62%

El presidente del grupo, Emilio Botín, ganó menos de la mitad que el consejero delegado. Su retribución ascendió a 3,46 millones, con un aumento del 13,44%. Tres ejecutivos del banco ganan más que Botín.

Así consta en la Memoria de 2006 hecha pública el viernes. Como novedad, en este documento se incluye por primera vez en una empresa española cuánto cobrarán sus principales ejecutivos este ejercicio.

Botín percibirá 3,8 millones de euros, al subir un 10% más la retribución fija y un 8% la variable. Sáenz recibirá casi 9 millones, un 15% más de fija y un 8% superior la variable, siempre que se cumplan los objetivos establecidos por la entidad para este año.

Estas cifras están aún muy alejadas de las que ha percibido el responsable de banca de inversión de Barclays, Bod Diamond, quien percibió el pasado ejercicio 32 millones de euros y, para este año, se calcula que recibirá 50.

La presidente de Banesto y consejera ejecutiva de Santander, Ana Patricia Botín, ganó 3,08 millones de euros, un 12,8% más; el vicepresidente Matías Rodríguez Inciarte, recibió 4,5 millones, un 13,4% superior al ejercicio precedente, y Francisco Luzón, consejero y responsable de Latinoamérica cobró 4,6 millones, un 15% más.

Antonio Basagoiti ganó 3,477 millones. Pero esta cantidad es extraordinaria al incluir 3 millones percibidos como premio al dejar la presidencia de Unión Fenosa.

El conjunto del consejo recibió 32,39 millones, un 23,97% más. El máximo órgano de gobierno de BBVA obtuvo una retribución de 12,6 millones, un 6% más que el año anterior. Los consejeros del banco cántabro, además, cuentan con unas dotaciones para sus planes de pensiones 44,82 millones superiores a las del año anterior.

Emilio Botín tenía acumulado un plan de pensiones de 21,07 millones de euros (González contaba con 53,2 millones), mientras que Sáenz acaparaba 63,7 millones entre pensiones y seguros de vida; Matías Rodríguez Inciarte, 43,5 millones; Francisco Luzón, 45,76 millones, y Ana Patricia Botín, 16,45 millones.

Los cinco consejeros ejecutivos de la entidad tenían acumulados 190,46 millones de euros en compromisos por pensiones y seguros, aunque no podrán cobrar esta cifra de una sola vez cuando se jubilen, ya que la entidad tiene establecido el pago de forma anual hasta el fallecimiento.

Santander ha tenido que subir las pensiones de Sáenz y Rodríguez Inciarte en 20,9 millones de euros, para dar a sus esposas (eran viudos y se han vuelto a casar) el derecho a percibir la mitad de la pensión de sus maridos si quedan viudas. De ahí se explica los incrementos en pensiones.

Quejas a ciertas exigencias del Código Conthe

El banco ha aprovechado su memoria para mostrar su rechazo ante algunas de las exigencias del Código Conthe y explicar los motivos por los que no las asume 'íntegramente'. Santander cree que la recomendación de que debe ser la junta general la que apruebe los sueldos del consejo es 'inadecuada', ya que 'podría provocar situaciones de inseguridad jurídica no deseables'. El banco reconoce que en esta materia las empresas tienen la obligación de mantener 'la máxima transparencia' con sus accionistas, pero este requisito puede es compatible a su juicio con la delimitación de competencias del consejo y la junta. También defiende el número de miembros de su consejo (19 frente a los 15 que aconseja el código) es el adecuado por el tamaño del grupo y su diversificación. Respecto al carácter ejecutivo del presidente, argumenta que el banco tiene establecidos los 'contrapesos' adecuados para garantizar el 'equilibrio' de su estructura de gobierno.

Nuevo plan de incentivos para 5.000 directivos del banco

El nuevo plan de incentivos aprobado por Santander está dirigido a un total de 5.000 directivos, frente al anterior que contaba con 2.601 beneficiarios. Este bonus también estará vinculado a la evolución de su cotización y su beneficio por acción comparados ambos con los 21 mayores bancos del mundo. En esta ocasión, la entidad ha fijado unos criterios menos estrictos, con diferentes grados de cumplimiento. Los objetivos del anterior plan se han cumplido, por lo que, a precios del viernes, Emilio Botín percibiría 2,57 millones de euros con la ejecución de sus opciones. Alfredo Sáenz recibiría 5,75 millones.

Santander también se ha puesto en marcha un programa de Bonus en Acciones Diferido, por el que los 36 primeros directivos, incluidos los consejeros ejecutivos, están obligados a dedicar un 10% de su retribución variable anual a adquirir acciones del banco.

Todos estos planes podrían alcanzar el primer año un 0,45% n del capital.