Construcción

Comienza la aplicación plena del Código Técnico de la Edificación

Con la entrada en vigor de los documentos relativos a la seguridad estructural y a la salubridad comienza la aplicación plena del Código Técnico de la Edificación (CTE). La norma incluye nuevos parámetros de calidad y eficiencia energética que serán de obligado cumplimiento en todos los edificios que se construyan.

Coincidiendo con el primer cumpleaños desde la aprobación en Consejo de Ministros del CTE, desde ayer es obligatorio que todos los nuevos edificios que se construyan en España cumplan las exigencias que especifica el código.

Desde el pasado 29 de septiembre eran ya de obligado cumplimiento los documentos básicos correspondientes a seguridad en caso de incendio, seguridad de utilización y ahorro de energía. A éstos se les suman desde ayer día 29 los de seguridad estructural y salubridad.

A partir de ahora ya sólo restará que culmine la elaboración de los capítulos relativos a la protección frente al ruido y el correspondiente a accesibilidad.

El documento sobre seguridad estructural que entró en vigor ayer pretende asegurar que el edificio tiene un comportamiento adecuado ante las acciones e influencias previsibles a las que pueda verse sometido a lo largo de su construcción y después durante su uso. Así, establece cuestiones relacionadas con las bases de cálculo, la edificación, los cimientos y las estructuras de acero. Una de las mayores innovaciones que introduce este capítulo es que por fin podrán conocerse las normas que deben cumplir todas las estructuras que se construyan de madera, que hasta ahora no contaban con especificaciones técnicas.

La normativa referida a la salubridad aborda cuestiones tan importantes para la higiene y salud de los ciudadanos como la protección frente a la humedad, la recogida y evacuación de residuos, la calidad del aire interior y el suministro de agua.

Asimismo, por primera vez en España una norma define de manera exhaustiva y completa el contenido de un proyecto de edificación para que el usuario de dicho inmueble (sea para vivienda o para otro uso) va a tener garantizado el contenido de dicho proyecto.

Todas las viviendas que hubiesen obtenido visado de dirección de obra antes del 29 de septiembre pasado con el objetivo de 'escapar' a las nuevas especificaciones técnicas deberán iniciar las obras antes del próximo mes de junio. De lo contrario, estarán también obligadas a cumplir con el código.

Trujillo destaca el valor social de la norma

La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, destacó ayer que el Código Técnico de la Edificación 'de técnico tiene algo, pero de social, mucho más', al tiempo que afirmó que sus medidas supondrán 'un incremento del precio mínimo para la edificación y un ahorro máximo' desde la perspectiva medioambiental, informa Europa Press.

En declaraciones a los periodistas, tras inaugurar en Sevilla unas jornadas de derecho urbanístico del Colegio de Registradores, Trujillo volvió a calificar el CTE como 'una de las normativas más revolucionarias aprobadas en nuestro país', tras lo que apuntó que 'sustituye incluso normativa preconstitucional de los setenta'. Consideró como uno de los documentos más importantes el relativo al ahorro energético que supondrá ahorros en la factura y reducción de gases contaminantes.