Legislación

Los agricultores prevén caídas de precios con la nueva OCM de frutas

Los productores de frutas y hortalizas aseguraron ayer que si la reforma comunitaria de la ley (OCM) que les regula se aprueba tal y como está redactada, se producirán deslocalizaciones de producción en busca de mayores rentabilidades y caídas en los precios en origen.

Así lo aseguró ayer Miguel López, secretario general de la organización agraria COAG, quién señaló que la reforma provocará 'una desregulación del sector con la que la distribución hará el agosto y podrá volver a especular con las producciones'. Estas advertencias, realizadas durante una jornada a la que asistieron más de 200 agricultores, son especialmente peligrosas en un año con fuertes caídas en los precios de los cítricos.

Las dos grandes medidas incluidas en la OCM, que se debatirán en el segundo semestre y se pondrán en marcha a partir del 1 de enero de 2008, son el desacoplamiento de las ayudas sobre la producción (a partir de esa fecha se hará sobre superficie) y la posibilidad de que las tierras que generaron derechos de pago único (aquellas que se dejan de cultivar y son subvencionadas para acoplarse a las necesidades del mercado) puedan ser utilizadas para plantar frutas, hortalizas y patatas.

Estas dos medidas afectarán, según López, a un sector que representa el 40% de las exportaciones del sector agroalimentario y que emplea a medio millón de personas. La producción está muy concentrada en Andalucía y Murcia, por lo que sus responsables en materia agrícola pidieron que las ayudas no se desacoplen hasta 2012 y que se prohiba plantas en tierras de pago único para evitar la competencia desleal.